El Comercio
Real Avilés

Jorge Tejada y Dani Castro completan el cuerpo técnico

  • El preparador físico y el entrenador de porteros llegan «muy ilusionados para ayudar al equipo»

Los gestores del Real Avilés completaron el cuerpo técnico del primer equipo con un preparador físico para suplir la marcha voluntaria de Dani Balbín, y un entrenador de porteros, cargo que no se había cubierto hasta ahora.

Jorge Tejada será la persona encargada de completar el trabajo físico en lo que resta de temporada, si bien lo hará condicionado por su trabajo de profesor de Educación Física en el instituto de Cangas del Narcea. Con las mañanas comprometidas, estará disponible los fines de semana y los días que pueda por la mañana, lo que le obligará a planificar el trabajo de las sesiones de acuerdo con Parreño y Blas. «No va a ser un problema, Paco tiene la misma preparación que yo, licenciado en INEF, y eso facilita mucho las cosas». Y «con Blas he trabajado ocho años, tres en el Hispano, cuatro en el Cudillero y la pasada temporada en el Marino, así que nos conocemos muy bien».

Con estas premisas y salvada la urgencia del partido, Jorge Tejada y los dos entrenadores decidirán a partir del lunes el trabajo físico que se hará con vistas a las eliminatorias de ascenso: «Lo inmediato es ganar al Condal, y la próxima semana será el momento de tomar decisiones en cuanto a lo que necesite el equipo». Tuvo palabras para su predecesor, «Dani Balbín ha hecho un buen trabajo y nos toca rematarlo en este tramo final de temporada», en el que seguirá «con la misma ilusión» ejerciendo su tarea de preparador físico en la cantera del Avilés, trabajo que viene desempeñando desde principio de temporada.

Dani Castro Cobián se incorpora al cuadro técnico para entrenar a los porteros del primer equipo, trabajo que podrá compatibilizar con sus compromisos actuales: primer entrenador del segundo equipo juvenil del Llano 2000 de Gijón, y técnico de porteros del Valsa un día por semana.

La actual será su tercera etapa en el Real Avilés tras una primera como portero en la temporada 2010-11, la anterior a la llegada de Goplus, y una como entrenador del infantil B en la 2014-15, con Golplus y Amber Care al frente del club al que regresa «muy ilusionado, es una oportunidad por ser mi primer equipo digamos profesional como entrenador específico de porteros», cargo que ejerce con su título de categoría superior, obtenido «en un curso organizado por la Federación Española». Y espera que esta sea más placentera que las anteriores: «Cuando estuve en el equipo fue complicado, deportiva y económicamente por los impagos. La segunda tampoco fue fácil».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate