El Comercio
Real Avilés

real avilés

Real Avilés | «La destitución de Pablo Lago es una pena, pero así funciona el fútbol»

Pantiga, capitán del Real Avilés, se lleva un balón en el encuentro frente al Langreo.
Pantiga, capitán del Real Avilés, se lleva un balón en el encuentro frente al Langreo. / mARIETA
  • Pantiga, capitán del Real Avilés, asegura que no esperaba el cese del técnico vegadense, aunque «ahora tenemos que mirar al futuro»

Pablo Pantiga, capitán del Real Avilés y veterano de guerra en esto del fútbol, analizó ayer la destitución de Pablo Lago como entrenador del club, así como la llegada al banquillo de Paco Parreño. El futbolista gijonés no ocultó que «siempre que echan a un entrenador sorprende, a mí por lo menos e imagino que a todo el mundo. Es una situación incómoda y desagradable, pero al mismo tiempo habitual en el fútbol. Los encargados de decidir estas cuestiones lo han decidido así y es lo que toca».

Teniendo en cuenta que tan solo restan tres jornadas para la conclusión de la temporada, el central supone que, para llevar a cabo el cese, «desde el club no verían al equipo preparado para el 'play off', con opciones. Ahora habíamos enganchado una mala racha de resultados y bueno, supongo que creían que había que cambiar un poco las cosas», comenta.

Para Pantiga no sería un fracaso no ganar finalmente el título, principal objetivo para la presente temporada, pues «si quedas segundo después de estar cuatro meses sin cobrar y con todos los problemas instituciones que hubo, creo que se debe considerar la temporada como buena. Es verdad que tuvimos en la mano la posibilidad de ser primeros y se nos escapó, no cabe la menor duda, pero al final lo importante es el ascenso. Evidentemente es más difícil sin ser campeón, pero dependemos de nosotros mismos para conseguirlo», remarca.

Después de casi dos temporadas completas a las órdenes de Pablo Lago, el central gijonés no puede obviar que la salida del ya extécnico blanquiazul es «una pena. Recuerdo cuando empezamos hace dos años, con mucha gente del B y del juvenil entrenando. Llegamos a un club que estaba cogido con pinzas y bueno, te genera tristeza, pero tenemos claro que esto es fútbol, aunque parezca un tópico la realidad tiene estas cosas, y ahora no nos podemos parar a pensar en el pasado, tenemos que centrarnos en el presente y en el futuro, que al final es lo más importante. Ya no se puede dar marcha atrás», recuerda.

Cuestionado por las primeras sesiones de Paco Parreño, el capitán afirma que «viene con mucha gana, con mucha ilusión. Estamos entrenando duro y bueno, la realidad es que tiene que hacer muchas cosas en muy poco tiempo. Los entrenamientos son largos e imagino que nos querrá ver, conocer, saber la mayor cantidad de cosas posibles... No hay una pretemporada ni un período de adaptación y es normal».

El objetivo en lo que resta de temporada regular no es otro que «ganar los tres partidos primero para asegurar la segunda plaza y también para calmar las aguas, porque al final las victorias siempre son importantes para el grupo, la afición y la institución. En cuanto al título, siendo realistas es muy difícil que el Sporting B pierda dos partidos de los tres que le quedan, pero evidentemente nosotros tenemos que ganar lo nuestro y es lo que vamos a intentar hacer».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate