El Comercio
Real Avilés

El Avilés tiene que recuperar el pulso

Bidari García será la gran novedad en el Real Avilés para el partido de Ceares.
Bidari García será la gran novedad en el Real Avilés para el partido de Ceares. / MARIETA
  • La pérdida del liderato y divisiones en el vestuario ponen a prueba al equipo de Pablo Lago

  • El debut del madrileño Bidari García es la gran novedad de un once en el que se esperan cambios en todas las líneas

La dolorosa crisis institucional que vive el Real Avilés en los últimos meses y cuyo final aún está por ver en lo que se anuncia como una batalla legal, ha terminado por verse reflejada a ras de campo justo en el peor momento, cuando el equipo había recuperado el liderato. El partido perdido en el Suárez Puerta frente al Tuilla no solo le ha costado a los blanquiazules -casi seguro- el campeonato. El enfrentamiento surgido en el vestuario al final del partido entre Palazuelos y José Luis Tamargo, y posteriores filtraciones de algún jugador que refrenda la opinión de que el entrenador Pablo Lago se deja influenciar a la hora de decidir las alineaciones por el director deportivo, ha sido un golpe casi mayor que perder el primer puesto por las sensaciones que deja.

El cierre de filas de la plantilla y cuerpo técnico quizás haya suturado la herida, pero nada mejor que ganar para rearmar a la escuadra avilesina tras la depresión de la Semana Santa. En esta tesitura, el Avilés afronta hoy su compromiso ante el Ceares (La Cruz, 17.30 horas) que será una prueba no solo por ganar tres puntos imprescindibles. Lo son para seguir a la espera de otro favor del Sporting B y mantener la segunda plaza, sino también por intentar convencer al exterior de que el equipo es capaz de superar las diferencias, que alguien desde el propio vestuario se ha encargado de airear a los cuatro vientos.

Un obstáculo más de los muchos que se encuentra cada semana el equipo de Pablo Lago, al que esta vez le espera un Ceares capaz de meter a los avilesinos en un lío. El conjunto blanquiazul jugará sabiendo lo que haya hecho el Sporting B por la mañana con el Llanes, aunque nadie confía en un segundo tropiezo del filial en las cuatro jornadas que faltan de torneo.

Suceda o no ese favor en la matinal de Mareo, el Avilés tiene el reto de demostrar que el equipo no está partido, al menos no del todo, y demuestra que puede afrontar el 'play off', al que difícilmente llegará con la vitola de campeón, con las suficientes fuerza, ilusión y confianza.

Para el compromiso de esta tarde Pablo Lago espera ver la mejor versión de su equipo en esos campos de perfil modesto en los que en ocasiones ha ganado sin dejar dudas, pero en otras ha cometido deslices que le costaron puntos de oro. El técnico tiene para la visita al campo de La Cruz de Ceares una baja, Álex Arias por sanción, y una novedad de relieve, Bidari García, quien ya tiene el visto bueno para hacer su debut un mes después de su fichaje.

Varios cambios

Pablo Lago no tiene mucho margen para que se meta en la dinámica del equipo y Bidari saldrá desde el principio según lo que se ha visto en los ensayos, el de ayer sin ir más lejos. Jugará en el doble pivote con Palazuelos a su lado, mientras el papel de enganche será para Nacho Méndez. Los costados parecen para Marcos Torres y Luismi, mientras Jorge Rodríguez ocuparía el puesto de ataque.

En la defensa también puede producirse un cambio con el regreso de Pantiga y un descanso para Yago Vázquez. Eso fue lo que se vio en el ensayo de ayer, en el que por delante de Guillermo estaban como centrales Pantiga y Alberto Delgado, con Pablo Suárez y Manu Blanco en los laterales.

Al contrario que en los últimos desplazamientos, Pablo Lago ha dado lista de 16 convocados, que a los once citados en el despiece del equipo titular, se añaden el portero Esteve, Yago, Matías, Álex García y Sergio Ríos. Se han quedado fuera por decisión técnica Lucas Anacker, Diego Nuño, Keko, Álex Seger y Dudi.

El Ceares es un equipo con capacidad para plantar cara al Avilés dentro de su modestia, aunque no llega en su mejor momento, sobre todo a nivel defensivo tras empatar ante el Lugones (3-3) y caer en Siero (5-3) el pasado fin de semana. Parar la salida del Avilés es la premisa de los cearistas para poder competir el partido ante un rival muy superior. Lo que no espera repetir el conjunto gijonés para nada es el descalabro de la pasada campaña en un partido irrepetible por sus circunstancias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate