Real Avilés

REAL AVILÉS

Real Avilés | «Nos están quitando demasiado»

Luismi se lleva la mano a la cabeza tras la anulación de su gol al Sporting B.
Luismi se lleva la mano a la cabeza tras la anulación de su gol al Sporting B. / PATRICIA BREGÓN
  • Luismi repasó la jugada del gol anulado ante el líder y recuerda «otros errores arbitrales» en los que el Avilés ha salido muy perjudicado

La plantilla del Real Avilés regresó ayer lunes a la actividad tras el descanso del domingo. No se repasó el partido ante el Sporting B en el vestuario con imágenes, análisis y conclusiones, lo que tocará seguramente a lo largo de la semana. Pero todos vieron las jugadas principales y a nadie se le escapó la acción del gol anulado a Luismi a los 10 minutos. El jugador gallego lo tenía claro antes y lo corroboró después: «En la jugada tuve claro que salía en buena posición tras el pase de Álex, pero siempre te queda esa duda y al descanso nadie lo tenía claro al cien por ciento, aunque la sensación era que no había fuera de juego. Al final del partido me enviaron unas imágenes en las que se ve claro que el gol está mal anulado».

Dicho lo cual, Luismi Rincón asume que «no estamos teniendo suerte con los arbitrajes. Una semana antes, en Llanes, nos anularon otro gol que era el 0-1 por un fuera de juego que no fue, aunque no hay imágenes que lo refrenden, y antes se produjo un penalti a Jorge que pasó desapercibido». Son errores que cuestan muy caros: «Así es, y han sido varios esta temporada. El sábado no hubiese sido lo mismo si sube el gol, el partido habría cambiado seguramente». En todo caso y echando un cable a los colegiados, el futbolista vigués dice que «hay que asumir los fallos, los nuestros y los suyos, que unas veces te dan y otras te quitan. En estos últimos partidos no estamos teniendo suerte con los árbitros, nos están quitando demasiado y esperemos que al final todo se compense».

Error arbitral a un lado, el partido entre el líder y el aspirante supo a poco por la ausencia de goles, de ocasiones y por el empate: «Entiendo a los aficionados, lo que gusta es tener ocasiones, un partido abierto, pero los dos sabíamos que el rival es muy fuerte. Jugándote la liga ese respeto casi es inevitable y por ganas habríamos arriesgado mucho más, pero hay que valorar el punto porque fue un partido difícil, el filial del Sporting es un equipazo y lo que no podíamos hacer era perder porque eso hubiese supuesto decir adiós a las posibilidades de ser campeones». La puja por el título de ha abierto con el acercamiento del cuarto clasificado: «Se ha puesto todo muy apretado arriba, nosotros estamos a dos puntos del líder, el Langreo a cinco y el Tuilla a seis, aunque creo que el campeonato estará entre el Sporting B y el Avilés. Ellos quizás tienen un calendario algo más difícil y nosotros tenemos que pensar en ganar los seis partidos con la esperanza de que ellos tropiecen».

El futbolista vigués, en una temporada irregular, está «en un buen momento de forma para afrontar el tramo más importante de la temporada. Entrar en el once no es fácil y espero seguir contando con la confianza del entrenador».