Real Avilés

Una puntería muy afinada en el conjunto rojiblanco

Los jugadores del Sporting B sortean una serie de conos durante un entrenamiento.
Los jugadores del Sporting B sortean una serie de conos durante un entrenamiento. / D. ARIENZA
  • El Sporting B tiene a tiro de piedra el registro histórico de goles en la Tercera División asturiana

El Sporting B y el Avilés, los dos conjuntos más goleadores de la Tercera División asturiana, disputarán esta tarde un encuentro clave en la pelea por el liderato. El equipo que resulte vencedor de este duelo dependerá de sí mismo para alzarse con el título de Liga. Pero en este tramo final del campeonato, a la puja por el título, el filial rojiblanco tiene otros retos añadidos en la que puede ser su mejor campaña.

Y es que en el Sporting B, la puntería está más que afinada. El filial rojiblanco es líder, con 76 puntos y 96 goles a su favor, y visitará el feudo avilesino con la ventaja de haber ganado el partido de la primera vuelta disputado en Mareo (3-1). Los blanquiazules son segundos, con 74 puntos y 80 goles anotados. Esta faceta ofensiva de ambos conjuntos se traslada en el plano individual a la figura de dos nombres propios como son los de Claudio y Jorge Rodríguez, con 23 y 21 goles, respectivamente.

En este contexto, el Sporting B tiene a tiro otro récord más que puede batir esta temporada. Tras su victoria el pasado domingo ante el Siero, por 9-0, el conjunto de José Alberto ha igualado los registros goleadores que alcanzó el Langreo al final de la pasada campaña (96 tantos).

Con siete jornadas todavía por delante, el conjunto gijonés tiene en sus botas la posibilidad de incrementar estas cifras y superar la simbólica barrera de los cien goles.

A ese centenar llegó el Oviedo en el curso 2008-2009, año en el que logró el ascenso a Segunda B. En este ránking todavía se encuentran por delante el Avilés y el Caudal, que alcanzaron los 99 y los 106 goles en la 1949-1950. Ninguno de ellos, sin embargo, logró el ascenso esa misma campaña. Es el Langreo el club asturiano que más tantos marcó en Tercera, ya que dejó el listón en los 108 goles, en la 1961-1962. Se trata de unos registros que tienen mérito, ya que tan solo competían dieciséis equipos, por lo que esos goles se anotaron en treinta partidos. Este récord coincidió con el estreno del club como Unión Popular de Langreo, tras la fusión del Círculo Popular La Felguera y el Club Langreano de Sama.