Real Avilés

Real Avilés | «Me encuentro cómodo de pivote», dice Nuño

Diego Nuño despeja un balón el pasado domingo.
Diego Nuño despeja un balón el pasado domingo. / NEL ACEBAL
  • El futbolista gijonés volvió a ser titular ante el Llanes y cuajó un buen partido en el centro del campo, posición que no le es desconocida

Fuerte y con mucha experiencia en el mundo del fútbol, Diego Nuño (Gijón, 1988) volvió a ser titular varias semanas después con el Real Avilés, cuajando un buen papel como pivote defensivo el pasado domingo en San José frente al Llanes. Lejos de notar la inactividad, el gijonés aprovechó sus virtudes para demostrarle a Pablo Lago que puede contar con él.

El polivalente defensor explicaba ayer que «me encontré bastante cómodo en el medio del campo. No hice mal partido y la pena fue el haber sacado sólo un punto de un partido en el que creo merecimos más. Pero bueno, seguimos a dos del Sporting B y ahora el objetivo es conseguir ganar el sábado».

En ese sentido, para Nuño el encuentro que tendrá lugar en el Suárez Puerta es «decisivo. Tenemos que ganar para ponernos primeros y depender de nosotros». Decisivo y especial, pues «soy de Gijón, soy del Sporting y pasé muchos años en Mareo, por lo que jugar contra ellos siempre hace mucha ilusión. Además, es el partido de la semana o incluso del año, porque son los líderes y nos estamos jugando el título con ellos».

La posición de pivote defensivo, en la cual quizá tenga más opciones ahora de tener minutos ante la llegada al equipo primero de Yago Vázquez y Alberto Delgado y después de Bidari, no le es desconocida a un Nuño que ya jugó ahí «en alevines, infantiles y cadetes. Con el paso de los años me fueron retrasando, primero a lateral y luego a central, pero la verdad es que siempre me sentí cómodo ahí. En el Marino, el Ceares y el Langreo jugué varios partidos en el medio».

Cuestionado por su estado tras perder la titularidad después de ser indiscutible en la primera vuelta, el gijonés se muestra comprensivo. «Está claro que la llegada de nuevos compañeros hace que los minutos se repartan más, pero es cierto que en defensa éramos poca gente y los fichajes fueron lógicos. El 'míster' decide qué once juegan cada semana y yo lo tengo que acatar y seguir entrenando fuerte para intentar hacerme un hueco».