El Comercio
Real Avilés

El Avilés resuelve una difícil papeleta

fotogalería

Matías vio puerta por segundo partido consecutivo al definir ante la salida de Aitor un remate de calidad tras asistancia de Álex Arias. / MARIETA

  • Partido de toma y daca en el que la pegada de los blanquiazules impone su ley ante un buen Covadonga

  • Sufrido triunfo del equipo de Pablo Lago en un Suárez Puerta que se manifestó de una forma mayoritaria contra el presidente del club

El Real Avilés volvió a sobreponerse a la zozobra institucional y resolvió una difícil papeleta al imponerse por 4-2 a un Covadonga que hizo sufrir al equipo blanquiazul en el Suárez Puerta, en el que pudo ser el último partido bajo la gestión de IQ Finanzas. La afición, en una gran mayoría, se sumó a una protesta colectiva en el minuto 12 por iniciativa de la peña Galiana Xoven, que incluía una pañolada y gritos de 'Tejero, vete ya' en un momento en el que se debate la conveniencia de que el presidente acepte la venta del club al grupo mexicano, que en las próximas horas debe pronunciarse sobre su posible marcha antes del final de la temporada.

En medio de un clima que se hace irrespirable a nivel institucional, el Avilés afrontaba un partido nada fácil, no ya por la actitud de un equipo que tiene callo para superar estas situaciones, también por la capacidad de un Covadonga al que da gusto ver jugar.

Los dos equipos se situaron en un mismo dibujo, el 4-2-3-1, aunque el conjunto ovetense dejó el balón para un Avilés que salió decidido desde el pitido inicial, con un par de escarceos rematados por Álex García y Dudi sin dirección. Esas buenas sensaciones sufrieron un duro golpe en el minuto 5 cuando Guillermo dudó en una salida derribando a Diego en un balón metido por Imanol a la espalda de la defensa. Al portero le costó la amonestación aunque se pedía la roja y Font acertó a transformar la pena máxima, que el bueno de Guillermo estuvo a punto de atajar lanzándose al lado correcto.

Tocaba remar en contra y el Avilés acusaba el golpe lo justo antes de ponerse a maniobrar, con Álex Arias de referencia en los movimientos ofensivos. El avilesino le puso a los 11 minutos un balón de gol a Álex García, anulado por uno de los varios fueras de juego dudosos de la mañana. Pero el castrillonense pudo resarcirse a los 14, abriendo por tercer partido consecutivo el marcador para su equipo. Pablo Suárez la puso desde el carril y Álex se anticipó a los centrales para armar un derechazo de primeras que se coló pegado al palo derecho de Aitor.

El empate animó a los locales y en un saque de esquina Dudi estuvo a punto de cabecear a gol antes de cometer una pérdida de balón que dio al Covadonga la ocasión de marcar, aunque Guillermo salió rápido para rechazar el remate de Font.

De ida y vuelta

El partido era de toma y daca, con los dos equipos buscando, el Avilés de frente obligado a llevar la iniciativa, el Covadonga atechado para la contra con jugadores muy veloces y un Imanol clarividente para avanzar los pases. Pero si de pases hablamos el de Álex Arias en el minuto 26 para Matías fue de un trazo perfecto para que el langreano definiese con calidad de remate el mano a mano con el portero.

Pero la remontada se abortó diez minutos después en un balón a la espalda de la defensa enviado por David González y en el que Imanol parecía arrancar en un flagrante fuera de juego. El exjugador blanquiazul se fue sin oposición al área donde le regaló el gol a otro ex de la cantera avilesina, Diego García. El ritmo no decayó y camino del descanso Palazuelos probó a Aitor y Font desperdició un contragolpe de cuatro contra dos.

Decide Palazuelos

En la reanudación el Avilés puso la directa y tras un disparo desviado de Dudi y un par de ataques anulados por fueras de juego al límite, el faro del equipo blanquiazul marcó a los 60 minutos la diferencia, al golpear con precisión y con la zurda desde la frontal del área un balón rechazado por la defensa tras saque de esquina. El 3-2 obligaba a los ovetenses y Fermín Álvarez refrescó a su equipo con los cambios, igual que hizo Pablo Lago, que tras meter a Jorge Rodríguez reforzó su esquema con Nacho Méndez para tener más balón, para ya más al final apuntalarlo con Manu Blanco que dio el relevo al ovacionado Álex Arias.

El Covadonga dominaba y el Avilés daba un paso atrás, haciendo sufrir a sus aficionados con un marcador mínimo. Con algún que otro susto sin consecuencias, la pegada del equipo blanquiazul finiquitó el partido en el tiempo añadido. Jorge Rodríguez guardó un balón en el círculo central para habilitar la carrera del capitán Pantiga, que se fue a la carrera para darle un regalo en forma de asistencia a Luismi, que marcó a puerta vacía.

La jornada no tuvo consecuencias en la disputa del campeonato ya que ganaron los tres de arriba. El Avilés sigue segundo con los mismos puntos que el Sporting B, próximo rival en el Suárez Puerta dentro de quince días. Antes, el conjunto blanquiazul visita al Llanes, el domingo en San José .

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate