El Comercio
Real Avilés

Tejero achaca a Tamargo la situación y dice que «si IQ se va, él también se irá»

  • El máximo accionista tiene asumido que el grupo mexicano dejará el club y señala al que fue su responsable deportivo como culpable de todo

El máximo accionista del Real Avilés hace causa común con José Ramón Cañedo y achaca a José Luis Tamargo la situación actual con la posible marcha de IQ como forma de presionar para que venda el club. «No me siento traicionado. Le di la oportunidad y ha elegido un camino equivocado. Si llegamos a un acuerdo con IQ y dejan el club, con el Real Avilés y José María Tejero no hay ningún acuerdo. Si lo tiene con Álvaro López se tendrá que ir con él. El que sobraba en el club no es José María Tejero, es José Luis Tamargo», afirmó el presidente en unas declaraciones a la cadena SER.

Tejero se mostró molesto con la forma de llevar las cosas de Álvaro López: «Los acuerdos se rescinden oficialmente a través de reuniones o burofaxes. A mí nadie me ha comunicado nada y lo lógico es que Álvaro López me llame y hablemos, le dije que volveríamos a hablar en abril». Y añade que «le abrí la puerta a una venta cuando regresáramos a la Liga de Fútbol Profesional. Lo vendería él y llevaría una participación importante del beneficio. Era lo que estaba pactado».

No le inquieta el futuro si IQ se marcha: «Buscaré un nuevo gestor. No voy a gestionar un club en contra de los socios, no tengo ningún interés, pero de ahí a que venda mi coche hay una distancia. Es una falta de respeto». En otro momento de la entrevista, criticó a Álvaro López de haber aumentado las nóminas del club en 15.000-20.000 euros, «con gastos que ha generado él. No me importa porque es su dinero y lo gasta como le parece».

En el capítulo de las deudas, «mientras la situación esté resuelta no voy a tomar ninguna medida. Hay un gestor llamado Álvaro López. Se lo tienen que reclamar a él». Con la posibilidad de retomar el mando total otra vez, Tejero abre puertas: «Todos los que estaban trabajando conmigo volverán a trabajar y lo harán gratis, como estaban antes conmigo. Si alguien ha venido, les ha puesto un sueldo y luego se lo quita, es lógico que no pasen por ahí».

Tamargo, dolido

El foco de las críticas en los últimos días, incluso por parte del presidente con el que esta temporada se incorporó para liderar el proyecto deportivo, es José Luis Tamargo, al que se apunta como instigador de la prisa por comprar que le ha entrado a Álvaro López: «Creo que las declaraciones de José María sobre mi persona son bastante desafortunadas y estoy muy decepcionado, porque le he ayudado en muchas ocasiones por el Real Avilés».

Aclara que no trabaja para nadie más que el Real Avilés y asume que si IQ se va él también tendrá que hacerlo: «Me iré porque me echen, no por voluntad propia, pero lo que le aclaro es que Álvaro toma sus propias decisiones porque es el que está pagando. Parece que la gente tiene poca memoria cuando en diciembre IQ Finanzas salvó la situación haciéndose cargo de todas las deudas. Lamento las palabras de José María y creo que está equivocado porque siempre que he podido he ayudado al Avilés desde hace muchos años».

En cuanto a las acusaciones de Cañedo, Tamargo no se detiene mucho: «Es una persona que no tiene credibilidad y al que todos conocemos. Lo mejor que hacía era taparse porque tiene mucho que callar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate