Real Avilés

REAL AVILÉS

IQ se plantea presentar una demanda por incumplimiento de contrato

Álvaro López en Miranda, en sus primeras horas como gestor del Real Avilés.
Álvaro López en Miranda, en sus primeras horas como gestor del Real Avilés. / MARIETA
  • Álvaro López lanza un nuevo órdago para denunciar el acuerdo de gestión del Real Avilés y sigue a la espera de una respuesta de Tejero

El pulso que desde la semana pasada mantiene el grupo mexicano IQ Finanzas con el propietario del Real Avilés tiene toda la pinta de terminar en los juzgados. Álvaro López dejó ver la posibilidad de presentar una demanda por incumplimiento de contrato a partir del lunes, día que se ha fijado como definitivo para dar a conocer la decisión de abandonar la gestión. El director financiero de la empresa inversora mexicana dijo que «vamos a tener que retirarnos, tan solo estamos mirando nuestra condición legal. Hay un incumplimiento de contrato, eso es real y está documentado, posiblemente hagamos una demanda el lunes si no hay un cambio en la posición del máximo accionista».

La marcha está decidida y solo cambiará «si José María Tejero acepta la oferta de compra que hemos propuesto. Hasta ahora ni siquiera ha respondido a la oferta formal que le hicimos la semana pasada por medio de Dennis Colmenares y José Luis Tamargo, y estamos esperando que responda de manera oficial».

Con el desarrollo de los acontecimientos y escuchando a todas las partes, no parece probable que Tejero protagonice una marcha atrás, después de sus reiteradas afirmaciones de que no tiene interés en vender y que no lo hará por mucho que le presionen. El presidente afirma que «estos temas no se pueden tratar a través de los medios de comunicación», pero Álvaro López tiene una visión diferente: «Las ocasiones en las que hemos hablado en privado él me cambia un poco las cosas, yo prefiero hacerlo en público porque no tengo nada que esconder».

El grupo financiero que lidera el economista chileno, vuelve a insistir en que «nosotros llegamos con la idea de comprar un equipo en España y lo que hicimos en Avilés los primeros días fue lo que yo llamo una inversión exploratoria. Paralelamente vimos otras posibilidades, pero lo que queremos de partida es comprar el Avilés y no se nos da respuesta. Ante esa negativa, que no es de ahora, el grupo se informa de los clubes que pueden ser susceptibles de compra y es José Luis Tamargo la persona que tiene esa información».

Álvaro López defiende la posición del responsable deportivo: «Estuvo en la oferta de compra, yo le solicité las gestiones y si estuviese en contra no seguiría aquí ni trabajaría para que este proyecto salga adelante». Y sobre las calificaciones de José Ramón Cañedo, el responsable de IQ dice que «el único contrato que tuvo fue el de administrador que ya se anuló en su día. Si hay otro contrato es porque alguien habrá falsificado mi firma. Cañedo se equivoca en salir a hablar de esta forma con los problemas que tiene no solo en España sino en México. Creo que por su bien debería ser más moderado a la hora de hablar».