El Comercio
Real Avilés

«El momento de jugar iba a llegar y hay que aprovechar la oportunidad»

Luismi recibe la tarascada de Guaya en el partido del domingo pasado ante el Marino.
Luismi recibe la tarascada de Guaya en el partido del domingo pasado ante el Marino. / MARIETA
  • Luismi ha vuelto al once titular en los últimos partidos y afirma que «ahora estoy en un buen momento de forma y pienso seguir así»

Después de un largo periodo fuera del equipo titular, Luismi, un futbolista que en verano renovó como una pieza importante del Real Avilés, rechazando incluso ofertas de Segunda B desde Galicia, cumplió el pasado domingo frente al Marino dos encuentros consecutivos dentro del 'once' de salida, siendo ante los luanquinos, además, un incordio para la defensa rival durante los noventa minutos.

Tranquilo, como acostumbra, el vigués tiene claro que «cuando te toca esperar para jugar tienes que asumirlo y trabajar más, pues significa que no estás haciendo bien algo o que tienes que mejorar. Lo que hice fue ponerme más en forma y sabía que iba a llegar el momento para jugar y debía aprovecharlo». El gallego se vio «mejor ante el Marino que contra el Siero, pues allí fue un partido muy trabado, sobre todo en la primera parte, y apenas había espacios». El domingo, por contra, «aunque el encuentro no fue muy vistoso en general, me encontré mejor, con la confianza que te dan los minutos y los partidos».

Luismi no tiene dudas de que fue objeto de penalti en el área marinista. «Para mí es clarísimo. Yo me giro en el borde del área, me aparece Guaya, le doy un toque a un lado y me barre. Según me dijeron, en las imágenes se ve claro». Cuestionado por el que pidió la parroquia azulona sobre Jairo Cárcaba, el futbolista blanquiazul reconoce que «lo vi en directo y no me pareció muy claro. Es una puja normal, como las miles que hay en todos los partidos , y siendo el minuto que era y la forma de la jugada no pienso que sea muy pitable».

Para el polivalente jugador el triunfo fue «vital, tres puntos que unidos al empate del Langreo nos han permitido escalar una posición en la clasificación. Todos los partidos son importantes y si podemos ganar todos los que quedan, sería perfecto. Nos quedan nueve finales y tenemos que ir a por ellas».

Aunque este curso no está siendo muy propenso a ver portería, Luismi no está preocupado. «Como digo siempre, los goles ya entrarán. No soy yo el que tengo que hacerlos, aunque siempre es bueno marcar. Me encuentro bien, en un estado de forma en el que no estuve en toda la temporada, se nota que estoy trabajando más, y sólo pienso en seguir así». No en vano, «como te despistes, en este equipo, con los compañeros que tenemos, la competencia es muy alta y cualquiera que salga puede hacerlo bien».

Muy apretado

El gallego concluye analizando la lucha por el título, dentro de una liga «apretadísima por arriba. Estamos dentro del grupo de la Tercera española más igualado, aunque este fin de semana puede ser importante. Hay un duelo directo ente Langreo y Sporting B y nosotros vamos a Oviedo. Lo que ocurra esta jornada puede marcar un poco las ocho jornadas que quedarán».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate