El Comercio
Real Avilés
José Luis Tamargo, Álvaro López y detrás José Ramón Cañedo, en Miranda.
José Luis Tamargo, Álvaro López y detrás José Ramón Cañedo, en Miranda. / MARIETA

REAL AVILÉS

IQ Finanzas ultima los trámites para dejar la gestión del Real Avilés a partir del lunes

  • Álvaro López dice que «en un 98 por ciento vamos a dar un paso al lado, la única posibilidad de seguir es tener la propiedad del club»

El grupo IQ Finanzas hará pública la decisión definitiva sobre su futuro en el Real Avilés el próximo lunes, aunque ya está tomada desde ayer. La posibilidad de que el máximo accionista del club recapacite y acepte vender sus títulos no está descartada del todo según fuentes muy cercanas a José María Tejero. El presidente, que ayer no estuvo operativo al encontrarse en Lisboa, aseguró días atrás que no tiene intención de contemplar la oferta de IQ porque «no quiero vender ni que nadie me presione para que lo haga».

Álvaro López anunciaba ayer que «nuestros abogados están terminando de ver la situación y hoy no puedo confirmar nada, pero lo más probable, al 98 por ciento, es que demos un paso al lado. Esa decisión la daremos a conocer el lunes». Todo conduce a una renuncia porque el economista chileno mantiene su visión: «El Avilés solo puede ser viable para una administración si se tiene el control total. No tengo nada contra José María, ya lo he dicho más veces, pero el club no podrá crecer mientras él siga siendo el propietario. Esa es la realidad y lo que tampoco vamos a seguir haciendo por más tiempo pagar todo nosotros y que él administre el club a su conveniencia».

La oferta de compra por el Real Avilés caducó el miércoles, pero de aquí al próximo lunes Álvaro López esperará un posible movimiento por parte de José María Tejero para aceptar la venta. Si el plazo se puede estirar hasta el lunes, lo que no se modificará es la oferta de IQ: «No tengo nada que negociar al respecto, solo escuchar una respuesta o nada para decidir lo que hacemos finalmente. Creo que dos millones de euros y asumir toda la deuda, que es muy cuantiosa, es un precio muy razonable y bastante generoso. Por menos dinero hay equipos que están en el mercado».

Sobre la posibilidad de comprar otro club de fútbol en España, como el Compostela, López dijo que «nos han llamado de varios sitios, eso ya lo reconocimos en su momento, pero el Real Avilés ha sido y sigue siendo nuestro primer punto de interés. Creemos que aquí se puede llevar a cabo un buen proyecto, pero eso pasa porque cambie la propiedad para poder negociar con empresas, con el Ayuntamiento y conseguir que la ciudad vuelva a estar con su club de toda la vida».

Al club gallego se unen en esa lista de posibles objetivos el Murcia o el Castellón, incluso el Córdoba, aunque en estos casos las cantidades son mucho más apreciables, no solo en el precio, sino y sobre todo, en las deudas que arrastran. También ayer se vinculó en esta rueda a la Gimnástica de Torrelavega como un club apetecible y más barato para recibir la llegada de un inversor interesado en comprar. «Esa puerta está abierta. Nuestra prioridad desde que decidimos invertir en España ha sido y sigue siendo el Avilés. Pero no en las condiciones actuales».

Otras opciones

Si el lunes no hay un entendimiento con Tejero y la renuncia a la gestión es definitiva, el director financiero de IQ no oculta que «contemplaremos otras opciones de las que nos han ofrecido, esta misma semana ha surgido el interés de clubes en Estados Unidos. El grupo tiene un dinero para invertir en fútbol y queremos tener un club en España y dos en México, donde acabamos de cerrar un acuerdo que anunciaremos en su día. Y tampoco está descartada la compra del Irapuato, en el que nos encontramos con un problema parecido al de Avilés. Los que están ahora acumulan deudas, pero no quieren salir».

Sobre sus intenciones originales para interesarse por el Avilés, Álvaro López dijo que «la idea desde el principio fue comprar y cuando nos contactan por medio de José Ramón Cañedo, se nos plantea que la posibilidad de vender es real y que tendremos una opción preferencial. Nos dicen que es un club necesitado de inversión para plantear un proyecto nuevo, que hay una ciudad importante. Pero al final no se ha cumplido nada y encima aparecen deudas que no estaban previstas, contratos de los que nadie nos habló y de los que quieren que nos hagamos cargo nosotros».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate