Real Avilés
Jugadores del Avilés, entrenándose este miércoles.
Jugadores del Avilés, entrenándose este miércoles. / MARIETA

IQ Finanzas pagará el martes la última nómina de jugadores y técnicos del Real Avilés

  • «Será el último gasto que afrontemos si nos tenemos que ir», dice Álvaro López

El grupo mexicano IQ Finanzas decidirá el lunes la ruptura de su contrato de gestión y a pesar de lo dicho ayer, Álvaro López no dejará el Real Avilés sin pagar la última nómina, la de febrero, que este día

10 de marzo quedé retenida ante la situación creada tras la oferta de venta de IQ rechazada por José María Tejero. «No queremos irnos sin cumplir nuestras obligaciones económicas y el martes hatemos efectivos los pagos a todo el personal».

Aunque en principio había decidido no abonar el pago, que debía cumplimentarse hoy 10 de marzo, «no queremos que los jugadores estén afectados por este tema ante el partido del domingo. Cobrarán el mes que debemos y será nuestro último pago si tenemos que irnos de Avilés», dice el director financiero de IQ, que solo se quedaría en el caso de que el máximo accionista del club, José María Tejero, no responda a la oferta de venta que hace diez días recibió formalmente por parte de la actual administradora del Avilés, Dennis Colmenares.

«No hay otra fórmula posible para que desarrollemos el proyecto en el Real Avilés. Todo pasa por tener la propiedad y la oferta que hemos puesto en la mesa es bastante generosa. Si no acepta es porque él tiene recursos para asumir los pagos que nos siguen llegando y lo que resta de temporada».

Mientras, el responsable deportivo del Avilés, José Luis Tamargo, sigue protagonizando duras acusaciones en su contra. Además de las vertidas por Cañedo, el propio Tejero ha dicho esta mañana en una entrevista radiofónica que «Tamargo es responsable de lo que está pasando y ha elegido mal el camino intrigando para que se me presione». El presidente, con quien llegó Tamargo para hacerse cargo del proyecto, dijo que «si IQ se retira de la gestión, Tamargo se irá con ellos porque quien sobra en el Real Avilés es él».

Mientras, Pablo Lago y sus jugadores tratan de abstraerse de un ambiente irrespirable con el que tienen que preparar y ganar el partido del domingo en El Requexón ante el filial del Oviedo.