Real Avilés

REAL AVILÉS

Álvaro López anuncia que la oferta de IQ para adquirir el Real Avilés expira mañana

Álvaro López, el 12 de diciembre en sus primeras horas en Avilés viendo la sesión del equipo.
Álvaro López, el 12 de diciembre en sus primeras horas en Avilés viendo la sesión del equipo. / MARIETA
  • Si José María Tejero rechaza la venta, el grupo mexicano podría dejar la gestión de forma inmediata sin esperar a que finalice la temporada

IQ Finanzas puede dejar el Real Avilés en cuestión de horas. Podría suceder mañana miércoles si el máximo accionista del Real Avilés, José María Tejero, rechaza la oferta de compra de sus acciones por parte del grupo mexicano. Álvaro López, director financiero de la empresa que gestiona el club desde el pasado mes de diciembre, retirará la propuesta realizada la semana pasada para hacerse con la propiedad, y deja en el aire la continuidad del grupo hasta final de temporada: «Lo valoraríamos cuando tengamos una respuesta definitiva por parte del presidente del Avilés». Una situación límite que devolvería la gestión a quien es dueño del club hace casi veinte años.

Tal como adelantó este periódico, Álvaro López trasladó una oferta por los títulos de Tejero por dos millones de euros, a pagar el primero en el momento de la firma del traspaso, y el segundo en un máximo de cinco años, antes en caso de ascenso a Segunda División. En esa oferta, López asume la deuda que arrastra la entidad, tanto la institucional, con cerca de medio millón de euros del Ayuntamiento y otra cantidad a la Seguridad Social, como la de proveedores y sueldos pendientes del pasado ejercicio.

La oferta, realizada por parte de la administradora general del Avilés Gestión Deportiva, Dennis Colmenares, en presencia del responsable deportivo José Luis Tamargo, fue rechazada por José María Tejero en una reunión a la que acudió su asesor deportivo Ulpiano Cervero. El máximo accionista confirmó a los medios esa negativa, insistiendo en su «total falta de interés» por vender la propiedad del Real Avilés. Llegó a decir que no se fiaba del pago aplazado para cobrar el segundo de los dos millones de euros que propone IQ Finanzas, y restó importancia a la deuda, asegurando que «el Avilés está más limpio de lo que se piensa» y que él se encarga de gestionar la deuda institucional.

En México, Álvaro López ha dejado pasar unos días antes de lanzar el órdago de comprar el club o valorar dejar una gestión que se firmó por cuatro años y un quinto opcional, y que puede quedarse en menos de tres meses. El economista chileno, que tiene en su agenda fijado el 20 de abril para su tercera presencia en Avilés, había datado el día 30 de ese mismo mes como fecha límite para mantener la oferta. También aseguraba seguir hasta el final de temporada.

Pero esos plazos se han acortado al mínimo y si mañana no hay una respuesta por parte de Tejero para contemplar la oferta de compra, el grupo IQ Finanzas dejará con toda probabilidad el Avilés para contemplar otras alternativas en el mercado de clubes en situación de venta. Ni la posibilidad de ascender a Segunda B mantendría el guión en IQ: «Aún sería peor porque se elevan los gastos y los ingresos no van a llegar mientras el presidente no se aparte del Avilés. Es algo que nos han dicho muchas empresas, aficionados y lo que se piensa en el propio Ayuntamiento, que debería ir se la mano de su primer club».

En su llegada nuestra ciudad, López y sus socios Raúl Arias y Tonatiuh Cuevas reconocieron tener vías abiertas para adquirir varios equipos españoles que necesitan inversores que se hagan con la propiedad. Ante la casi segura ruptura con el Avilés se han disparado los rumores que sitúan al grupo mexicano en Santiago de Compostela, donde encontraría más facilidades que aquí: «Queremos invertir en el fútbol español y eso no va a cambiar si sale mal lo del Avilés», dijo Álvaro López, que estuvo en la ciudad gallega, pero que también ha tenido otras conversaciones en las que fue informado de la baraja de clubes de mayor rango que se ponen a tiro, como el Murcia, el Castellón y hasta decano Recreativo de Huelva.

El responsable financiero de IQ no quiso dar detalles de esas posibles vías abiertas a la espera de que José María Tejero se eche a un lado como el propio López le pide en público: «Mientras él mantenga la propiedad el club no tendrá apoyos para crecer, ni el de la afición, ni el empresarial y tampoco el del Ayuntamiento. Tenemos un proyecto ilusionante para el Avilés, pero no podemos asumirlo en estas condiciones. Tejero dice que no tiene interés en vender, solo quiere gestores y entiende que otros hayan pasado antes sin posibilidad de quedarse».

Lo de Raúl, parado

La incertidumbre reina en el seno del club desde que IQ planteó comprar para poder gestionar con manos libres. En la tesitura de no continuar en la gestión ha paralizado temas que estaban en marcha tanto a nivel institucional como deportiva. Es el caso de la incorporación de Raúl González al Avilés para dirigir la escuela de fútbol.

El avilesino tiene cerrado un acuerdo con José Luis Tamargo, pero no se ha podido firmar por razones obvias. El regreso a La Toba del entrenador avilesino podría quedarse en una intención si IQ Finanzas deja la gestión, algo que podría suceder a partir de mañana.