El Comercio
Real Avilés
Pablo Lago, en el entrenamiento del lunes en Miranda.
Pablo Lago, en el entrenamiento del lunes en Miranda. / MARIETA

REAL AVILÉS

«El Real Avilés está centrado en el Marino»

  • El entrenador del Real Avilés asegura que «si superamos al rival en intensidad, la calidad terminará por aparecer»

  • Pablo Lago asegura que «nuestra principal preocupación y ocupación es ganar un partido difícil»

Pablo Lago compareció ayer como cada viernes a modo de previa del partido de la jornada. Una jornada especial, pues mañana, visita el Suárez Puerta el Marino, uno de los mejores equipos de la categoría que se encuentra en plena lucha por la cuarta posición, la cual da acceso al 'play off' de ascenso. Un derbi comarcal entre dos conjuntos que se conocen muy bien y que se presenta apasionante.

El técnico blanquiazul podría recuperar para el envite a Rubén Palazuelos, pues el cántabro acumula dos sesiones con el grupo, aunque será mañana cuando el preparador decida si lo incluirá o no en la lista. «Intentaremos que realice determinados ejercicios y si lo vemos bien nos plantearemos incluirle, todavía no lo sabemos», explicaba ayer tras el entrenamiento matutino acaecido en Miranda. No serán de la partida ni Keko ni Nacho Méndez, el primero recién incorporado al grupo y el segundo todavía en el dique seco, aquejado de una lesión que no termina de superar.

La sesión de ensayo de ayer constó de un trabajo de fuerza, finalizaciones y estrategia, una disciplina, esta última, que está dando muy buenos réditos esta temporada, con una buena suma de tantos a favor en el balón parado ofensivo, muestra del buen trabajo realizado hasta el momento por el cuerpo técnico blanquiazul, compuesto también por Pablo Busto y Dani Balbín.

Lago reconoce que el partido de mañana será «difícil, no sólo por la rivalidad que hay entre los dos equipos, que siempre propicia que se trate de un partido complicado, sino porque es uno de los equipos que a principio de temporada era favorito l título y al ascenso, un rival directo. Pero bueno, jugamos en casa y queremos hacerlo muy bien», asegura. El técnico realavilesino no olvida la derrota por la mínima de la primera vuelta, un resultado «marcado por la expulsión de Nuño en la segunda parte, justo antes del gol. Esta circunstancia desniveló un encuentro que estaba siendo muy igualado y parecía que iba a terminar con un empate».

El vegadense también tiene palabras hacia Pulgar, a quien conoce «desde hace muchos años, es un gran entrenador y siempre saca rendimiento a sus equipos. No nos lo pondrá nada fácil, eso está claro». Lago no quiere sacar demasiado pecho tras el 8-0 de la semana pasada al Siero. «Fue la goleada de la temporada y realizamos una estupenda segunda parte, pero no queremos sacarla de contexto. Me quedo con que se demostró que si superamos a los rivales en intensidad, la calidad que tenemos arriba acaba saliendo».

Por último, el entrenador blanquiazul se refirió al momento que vive el grupo con respecto al ruido infernal generado desde el exterior. «Nosotros estamos bastante al margen de todo lo que pueda ocurrir en el exterior, muy centrados en preparar el partido contra el Marino. Nuestra principal preocupación y ocupación es ganar al Marino el domingo -por mañana-, un partido que como digo será muy difícil».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate