Real Avilés
José María Tejero con José Luis Tamargo en el Siero-Avilés de la primera vuelta.
José María Tejero con José Luis Tamargo en el Siero-Avilés de la primera vuelta. / LVA

REAL AVILÉS

Tejero pone condiciones para plantearse la posibilidad de vender el Real Avilés a IQ

  • La oferta de dos millones, uno a pagar ahora y el otro aplazado, además de asumir la deuda del club, no convence al máximo accionista

La oferta de dos millones de euros planteada por el grupo mexicano IQ Finanzas para hacerse con la propiedad del Real Avilés no convence al máximo accionista del club y José María Tejero se mantiene en su posición tantas veces repetida en sus apariciones: «No tengo interés alguno, ni prisa, por vender el Avilés. Han hablado conmigo y les he dicho eso mismo. No lo he tenido, sigo sin tenerlo y seguiré sin tener interés en vender. Esa es la primera premisa. La segunda, si yo veo dinero encima de la mesa para comprar el club, que no se va a vender en 500.000 euros, entonces me lo podré plantear y ya veremos lo que decido llegado ese caso».

El presidente del Avilés reconoce la oferta de dos millones, cantidad que adelantó este periódico, pero no se pronuncia sobre si es una cantidad suficiente para entregar el dominio de la sociedad anónima deportiva, que ejerce desde 1997: «No soy tan imbécil como para no valorar si alguien viene con una cantidad importante. Lo escucharé y lo valoraré. En este caso, si veo esos dos millones que ofrece IQ Finanzas empezaré a pensar la posibilidad. En el mundo del fútbol vendes ahora unas acciones y el día que quieras cobrar lo que esté pendiente, a lo peor ya no hay nada. Un equipo de fútbol o se vende al contado o no se vende».

A Tejero no le convencen las condiciones de la oferta planteada, dos millones de euros que IQ Finanzas propone para comprar el club, el primero a pagar en el momento de firmar la operación, y el segundo en cinco años como plazo máximo, antes si el equipo logra el ascenso a Segunda División. En esas condiciones, el presidente del Avilés no vende, y así se lo hizo saber el martes, día en el que recibió la oferta en una reunión en la que la propiedad del club estuvo representada por José María Tejero y su asesor deportivo Ulpiano Cervero, mientras por IQ lo hacían la administradora general Dennis Colmenares, que tiene plenos poderes para negociar en nombre de Álvaro López, y el máximo responsable deportivo, José Luis Tamargo.

La oferta de compra que plantea Álvaro López, director financiero del grupo mexicano, incluye hacerse cargo de todas las deudas del Real Avilés, tanto las que se mantienen con el Ayuntamiento y Seguridad Social, como las que van surgiendo: liquidar el ejercicio anterior con la plantilla y la escuela de fútbol, que supone unos 50.000 euros, facturas de agua de los últimos años por un montante de 60.000 euros, 40.000 euros que reclama la firma deportiva Kelme por las equipaciones de la presente campaña...

Una deuda que entre todos los conceptos podría estar sobre el millón de euros, si no algo más. Gestionar esas deudas y dos millones de euros con la propuesta de plazos señalada, es lo que Álvaro López se plantea como una «buena oferta» para hacerse con el dominio del club blanquiazul, algo que a día de hoy no parece probable porque José María Tejero tiene como preferencia ceder la gestión a través de una entidad paralela, Real Avilés Gestión Deportiva S. L. y que el club viva en una especie de limbo, embargado por el Ayuntamiento por una cantidad superior a medio millón de euros.

El presidente centra el pasivo solo en las instituciones públicas: «La única deuda que tiene el Avilés es la del Ayuntamiento y la de Seguridad Social. En eso no quiero entrar, pero esas deudas las estoy defendiendo yo porque son del Real Avilés, no de la sociedad que desde el año pasado gestiona el club, que es Real Avilés Gestión Deportiva, la misma con la que IQ Finanzas está gestionando el club desde diciembre y que es una entidad independiente del club. No hay que confundir a la gente».

«Hablaremos en abril»

Dos millones de euros y hacerse cargo de la deuda es el pack que ofrece IQ mientras Tejero no contempla desprenderse de sus títulos, aunque siguiendo su discurso, tampoco cierra la puerta del todo a esa posibilidad: «Si esto funciona como tiene que hacerlo, al final tenemos que entendernos en la forma de repartirnos los teóricos beneficios que pueda haber. Lo que no podemos hacer es afrontar estos temas por teléfono o a través de la prensa. El día que vaya a vender el club no saldrá en los medios de comunicación, se sabrá una vez que esté hecho, como pasa en tantos clubes de fútbol. Hay que hablar con la persona y en abril me volveré a sentar con Álvaro porque ha demostrado interés y a lo mejor me sorprende».

El responsable financiero de IQ ya sabe que tiene difícil hacerse con la propiedad del Avilés y ante la posibilidad de abandonar la gestión si no hay venta, Tejero dice que «firmó cuatro años, tendréis que preguntarle a él».

Rueda de prensa

La administradora general del Real Avilés, Dennis Colmenares, y el responsable deportivo José Luis Tamargo, anuncian para este mediodía una rueda de prensa en la que se anunciarán los planes presentes y futuros para la entidad, además de analizar la situación actual.