El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

IQ Finanzas ofrecerá dos millones de euros a José María Tejero por el Real Avilés

Álvaro López, atendiendo el teléfono, con José María Tejero, en la presentación del acuerdo de gestión.
Álvaro López, atendiendo el teléfono, con José María Tejero, en la presentación del acuerdo de gestión. / MARIETA
  • Álvaro López afirma que «en las condiciones actuales es imposible sostener el club, solo se puede asumir el proyecto si tenemos la propiedad»

El grupo mexicano IQ Finanzas se replantea su proyecto en el Real Avilés, club que gestiona desde el pasado mes de diciembre para un proyecto que pasa por hacerse con la propiedad del club a través de la compra del mismo. Así lo expresa Álvaro López, director financiero de IQ, que ya ha dado vía libre a Dennis Colmenares para que esta misma semana plasme una oferta económica por las acciones de José María Tejero. Aunque no se han dado cifras oficiales, este periódico puede adelantar que la cantidad que se plantea desembolsar IQ por hacerse con el Avilés estaría en torno a los dos millones de euros.

Durante los últimos días, Álvaro López ha mantenido distintas conversaciones en sus redes sociales con aficionados del Avilés en las que hacía referencias a los problemas surgidos en una gestión que choca con muchos muros. El economista chileno charló ayer con LA VOZ para dar a conocer su veredicto tras lo que califica «tiempo de análisis» desde su llegada al club hasta un momento actual lleno de incertidumbre, si bien adelanta que «no vamos a dejar la gestión, al menos en lo que resta de temporada. Pero es cierto que vamos a plantear una oferta en firme por la propiedad del Avilés».

Una oferta que el máximo accionista tendrá que valorar como única vía de futuro del club decano del fútbol asturiano. Así lo entiende el gestor de IQ: «No veo que en este club haya ninguna solución mientras José María siga siendo presidente. La única manera de que esto pueda funcionar depende de que reciba el apoyo del Ayuntamiento, de la afición y de las empresas de Avilés. Y eso no se puede conseguir en las condiciones actuales por lo que creo necesario que él se eche a un lado».

Las negociaciones con José María Tejero las lleva el propio Álvaro López, quien ha mantenido distintas conversaciones, personales en sus dos estancias en la ciudad, y por teléfono desde México. Su pretensión es convencer al presidente para desvincularse del Avilés sin acritud, con argumentos: «Ha puesto mucho dinero de su bolsillo, que ha perdido mucho dinero. Creo que su labor ha sido muy sacrificada y que no se ha comprendido, pero tiene que entender que después de veinte años dar el paso al lado y dejar que otras administraciones se hagan cargo del Real Avilés».

Esa posibilidad no ha sido posible hasta ahora y no ha tardado en ver que llueven los gastos y no entra nada en caja: «Solo me invitaron a pagar, pero no han dejado que me haga cargo del Avilés. Aunque se me vea una persona joven, en los negocios soy perro viejo, llevo desde los 13 años en los negocios, tengo mucha experiencia. Cuando llegué se me presentó un reporte de gastos y firmé ese reporte, pero que no me pongan un euro más. Sabía que iban a aparecer cuentas posteriormente y por lo tanto hice un reconocimiento de un cierto grupo de deudas, pero no otras, y eso está firmado». Entre las facturas que han aparecido están los 40.000 euros que reclama la firma deportiva Kelme, sin olvidar los 1.000 euros por utilizar el campo del Miranda, el contrato de Andy y otros capítulos que se van destapando.

El valor del club

Entre lo que no se asume por parte de IQ es la liquidación de la pasada campaña, los famosos pagarés sin fondos que recibieron los futbolistas por el mes de mayo y las primas: «En su día dije que gestionaría esos pagarés con quien los había firmado, consideraba que debían pagarse. Mi intención era negociar con José María Tejero una solución y hasta hacerme cargo de un tercio según los ingresos de los dos primeros meses. Pero no se ha dado».

El máximo responsable de IQ Finanzas no quiso adelantar cifras, aunque hablamos de dos millones de euros, para adquirir los títulos de Tejero: «Actualmente el valor que tiene no es muy alto y el nivel de riesgo del negocio existe, es medio. Podemos asumirlo, pero con ciertas condiciones, no puedo administrar un club que en el fondo no estoy administrando. No puede ser que lo hagan ellos, que contraten gente, que meten, que saquen pagos... Así no se hacen las cosas».

En dos visitas a nuestra ciudad y múltiples reuniones con unos y con otros, Álvaro López recuerda que «lo que hice durante el mes de enero fue un diagnóstico, yo no intervine en nada, no estoy administrando el club, lo único que hago es pagar las cuentas que me dicen que hay que pagar. Pero aún no hice ninguna gestión, solo un diagnóstico, es lo que hace un profesional. Después de hacerlo veo que en algunas cosas que se me dijeron no tenían razón y mi análisis personal, que puedo estar equivocado, es que se requiere un cambio de propietario. La gente está cansada, nadie quiere apoyar al Avilés. Calculamos que más de setecientos socios que se niegan a ir al estadio por esta situación, hay más de ocho empresas que nos han dicho en nuestra cara que mientras esté Tejero de presidente, nada. Y me da pena que lo demonicen tanto, pero es lo que hay».

El plan de IQ Finanzas en Avilés pasa por la compra del club, lo que se puede traducir en una inminente renuncia a la gestión que Álvaro López descarta, al menos por ahora: «Nosotros no lo vamos a dejar durante esta temporada, pero al final de la misma valoraremos la condición de continuar con un arrendamiento en la medida que se me permita administrar el club».

El director financiero de IQ quiere ser claro en cuanto a que «yo no voy a perder dinero, lo normal es que el Avilés pudiera cubrir sus gastos al menos en un 80 por ciento, pero en este minuto hablamos de un club que ingresa el 5 por ciento de lo que gasta». En su opinión, el cambio de propiedad «abriría puerta con las que se podrían conseguir esos ingresos que ahora no llegan». Y recuerda gestiones anteriores en el club para definir su posición como gestor: «Golplus perdió casi dos millones de euros. Están locos si piensan que yo voy a hacer eso, en el negocio hay que tener un balance de gastos y de ingresos».

Jorge Rodríguez

Sobre la denuncia de Jorge Rodríguez, López reconoce que le ha sentado mal: «Yo solamente trabajo con la gente que me apoya, que entiende lo que estoy haciendo. Creo que alguien lo ha manipulado. En su día se pactó con él por su situación personal, pero sin consultar ha presentado una demanda y me parece muy extraño. Esta semana habrá una reunión con él para tratar de llegar a un acuerdo».

Quizás haya gente que no quiere que estemos porque no les ha gustado que no paguemos. El club está sangrando de forma permanente y hemos decidido parar la hemorragia. Probablemente tendré que tomar decisiones que no gusten, pero eso no me preocupe, lo que necesito es sanar al Avilés, esa es mi prioridad. Quiero hacer cosas buenas, no soy un ventajista, pero las cosas se tienen que resolver».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate