Real Avilés

Palazuelos mejora y el viernes se probará para estar el domingo

Ventilada la visita del Siero, el equipo blanquiazul ya tiene puesta la mirada en el Marino de Luanco, que se medirá a los blanquiazules en el Suárez Puerta el domingo a las cinco de la tarde. Un partido muy señalado por la vecindad entre ambos equipos y al que los dos llegan necesitados de puntos porque al Avilés y al Marino se les reduce el margen de error. En el equipo avilesino la lista de bajas sigue siendo de tres, Keko y Nacho Méndez, que no estarán aún disponibles, y Palazuelos, que mejora de su rotura de fibras: «El viernes probaremos», dijo ayer el cántabro ante la posibilidad de participar en el choque con los gozoniegos.

En el Marino escuece el empate del domingo ante el colista Urraca y el Tuilla coge ventaja por la cuarta plaza. Pulgar tiene la duda de Aitor Suárez por un esguince de tobillo, y Pablo Hernández, aún sin ritmo.