El Comercio
Real Avilés
Pablo Lago.
Pablo Lago. / MARIETA

«El equipo trabajó bien y tuvo mucho acierto con el gol»

  • Pablo Lago reconoce que «llevaba tiempo esperando un partido así de contundente y serio, nos vendrá muy bien»

El Avilés no conoce la derrota en el Suárez Puerta con Pablo Lago en el banquillo, pero hasta ayer le faltaba un marcador redondo: El equipo llevaba tiempo buscando un partido así en casa, así de contundente, de serio y cuando queda poco para acabar la liga es bien recibido. La gente se habrá ido contenta a todos los niveles y estoy muy satisfecho por el trabajo del equipo, en la primera parte por la paciencia con la que se jugó y el desgaste que produjo en el rival. En la segunda lo notaron mucho, nosotros mantuvimos la intensidad y hubo mucho acierto de cara al gol».

Explicó la presencia de Manu de interior «para tener un jugador más defensivo que pudiera ayudar a Álex y alternarse con Alberto». También la de Guillermo: «Queríamos que tuviese su primera toma de contacto tras su inactividad y poco a poco tiene que ponerse al mismo ritmo que sus compañeros».

Aníbal López estaba muy tocado y reconoció que «si me lo dicen tras el descanso no me lo creo», dijo en referencia la debacle de su equipo en la segunda parte: «Competimos bien en la primera mitad y solo nos pudieron marcar de falta directa. Lo que pasó después no tiene explicación, pero tras el segundo gol dejamos de existir y dimos todas las facilidades del mundo a un equipazo. Es normal que te ganen por diferencia, pero no así».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate