El Comercio
Real Avilés

«Me dijeron el sábado que por orden de arriba no podía jugar»

Jorge Rodríguez vio el partido solo en la grada.
Jorge Rodríguez vio el partido solo en la grada. / LVA
  • Jorge Rodríguez asume el descarte tras denunciar al Avilés por impagos y el Pablo Lago evita referirse al motivo de la decisión

«El sábado tuve una reunión con Pablo Lago y José Luis Tamargo después del entrenamiento en la que me dijeron que por orden de arriba no podía jugar». Así explicó Jorge Rodríguez su ausencia en la convocatoria para el Avilés-Siero de ayer, en el que por primera vez el delantero cántabro es descartado sin que medie una situación de fuerza mayor.

Ese no poder jugar tiene su origen en la denuncia que el máximo goleador del equipo puso hace quince días y de la que se hizo eco este periódico el pasado viernes, día en el que se produjo el acto de conciliación entre Jorge Rodríguez y el club, representado por un abogado y en el que no hubo acuerdo. Jorge no entra en valoraciones que «no me corresponden», en cuanto a calificar de represalia su presencia en la grada, donde vio el partido solo y alejado del palco donde se ubican los jugadores descartados. Sobre su decisión de denunciar, dice que «lo hice para defender mis intereses, en un mes voy a ser padre y cuento con ese dinero para el cuidado de mi hijo». Y quiere aclarar que «la denuncia no es nada personal contra nadie, ni Álvaro López de IQ Finanzas ni José María Tejero. Decidí dar el paso porque llevamos mucho esperando y no se ven soluciones».

Sobre la posibilidad de que la situación de ostracismo se prolongue, Jorge dijo que «esa pregunta es para otros. Yo vivo del fútbol, estoy comprometido a muerte con el Avilés y seguiré entrenándome como siempre para jugar si cuentan conmigo».

«Fue, es y será importante»

En la sala de prensa se le preguntó a Pablo Lago por el descarte de Jorge y el técnico, en una evidente situación de apuro, evitó pronunciarse: «Ha sido, es y va a ser un jugador importante en el equipo». Cuando se le insistió en una posible purga por la denuncia, el técnico optó por no pronunciarse.

Un problema importante, que se une a los internos del propio club avilesino, que llega al tramo final de la temporada con demasiadas convulsiones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate