Real Avilés
Alberto Delgado se dispone a sacar de banda en el partido del domingo.
Alberto Delgado se dispone a sacar de banda en el partido del domingo. / MARIETA

REAL AVILÉS

Real Avilés | «Tenía muchas ganas de jugar»

  • Alberto Delgado debutó el domingo como jugador del Real Avilés casi dos meses después de su último partido

Alberto Delgado (Cabezón de la Sal, 1991) es en estos momentos uno de los futbolistas más felices dentro de la plantilla del Real Avilés. Tras una experiencia agridulce en la Primera División eslovaca, donde fue titular pero sufrió problemas económicos, el cántabro debutó el domingo con la camiseta realavilesina volviendo a los terrenos de juego casi dos meses después de su último partido.

El lateral zurdo no oculta que «ya tenía ganas de volver a competir y estoy muy agradecido al cuerpo técnico por la confianza que han depositado en mí, pues el domingo jugábamos un partido muy importante. Necesitaba recobrar las buenas sensaciones y disputar minutos, algo que por suerte pude hacer ante el Langreo».

Un choque exigente que pasó factura al jugador en la segunda mitad. «La primera parte me encontré muy bien, y de hecho pude incorporarme al ataque varias veces y doblar a Álex -García-. Pero en la segunda, a partir del minuto 60, se notó un poco que las piernas no me daban para más. Llevaba dos semanas entrenando bien con el equipo, pero competir es diferente y 90 minutos después de tanto tiempo se notan, aunque pude aguantar bien y estoy contento», explica.

Delgado disfrutó con el ambiente vivido el domingo en el Suárez Puerta, un estadio que no le sorprendió pues «ya lo conocía de jugar con el Racing en División de Honor hace seis o siete años». El ambiente le recordó al vivido el año del ascenso a Segunda B con el Barakaldo, «cuando vinieron al estadio unos 5.000 espectadores en el 'play off'. Ojalá lo podamos repetir aquí este año y que cada domingo venga mucha gente al campo. Los necesitamos y notamos su apoyo».

Un grupo competitivo

Aunque el cántabro acaba de disputar su primer partido en la Tercera asturiana, valora la categoría como «una de las mejores de España», pues «suelo seguir los grupos, he visto ya varios partidos y hablo con los compañeros. Sé a lo que he venido, que es a competir para estar arriba, y aunque los rivales no nos lo van a poner fácil tenemos que luchar por el campeonato». En ese sentido, Delgado cree que «el Real Avilés tiene una gran plantilla, con nivel para jugar en al menos una categoría superior».

En cuanto al partido del domingo, para el defensor «si un equipo mereció la victoria ese fuimos nosotros. En la primera parte merecimos algo más, pues conseguimos generar dos o tres ocasiones claras de gol y la sensación de peligro siempre fue nuestra. Si llegamos a marcar un gol los tres puntos se hubiesen quedado en casa seguro». La segunda, sin embargo, «fue más igualada, con más respeto entre los dos equipos».

Por último, el lateral o central zurdo reconoce haberse adaptado muy bien tanto a Avilés como al equipo. «La verdad es que me lo han puesto muy fácil, me he encontrado con un grupo muy majo de compañeros, con un buen vestuario». En cuanto a la ciudad, Delgado releva que está viviendo «en Piedras Blancas, porque en la época en la que llegué vivir en Avilés no estaba fácil. Pero estoy muy contento, porque soy una persona tranquila y Piedras Blancas es un sitio estupendo para vivir». El cántabro espera mantener su puesto como titular el domingo frente al Lugones.