Real Avilés
Palazuelos trabaja en solitario para superar sus molestias.
Palazuelos trabaja en solitario para superar sus molestias. / MARIETA

REAL AVILÉS

Real Avilés | «Nos jugamos una parte importante de la temporada ante el Langreo»

  • «El que gane dará un golpe encima de la mesa, el partido puede marcar lo que pase después», afirma Rubén Palazuelos

El domingo en Grado dio el susto al pedir el cambio en el segundo tiempo y no se ha entrenado con el grupo en toda la semana, pero Rubén Palazuelos se apunta al partido con el Langreo, esos que «los quieres jugar hasta cojo». El referente del Real Avilés en el centro del campo afirma que «estoy bien, el domingo sentí unas molestias y por precaución pedí el cambio. Y esta semana estoy entrenando al margen para llegar al partido en las mejores condiciones, no me lo pierdo por nada».

Y es que el futbolista santanderino, curtido en muchas batallas, sabe que es una cita muy especial: «Siempre te gusta participar en todos los partidos, pero en este más porque nos vamos a enfrentar contra el primero. No voy a decir que nos jugamos todo, tampoco es eso, pero sí una gran parte de la temporada, quizás este partido pueda marcar lo que pase después. El que gane dará un golpe encima de la mesa porque se refuerza mucho y te da confianza para lo que queda de temporada. Así que hay que estar a tope y ganar, por lo civil o por lo militar, jugamos en casa ante un Langreo que viene haciéndolo muy bien y que nos va a poner las cosas difíciles».

Rubén Palazuelos fue el fichaje más importantes del verano en el Avilés y está cumpliendo su rol en el equipo: «Estoy contento de como están saliendo las cosas. Decidí venir aquí para sentirme importante, por así decirlo, para ayudar al Avilés a subir de categoría y ponerlo donde tiene que estar como poco, en Segunda B. El equipo está arriba y a nivel personal las cosas me están saliendo bien, estoy haciendo goles y la gente me trata bien. Esperemos que al final de temporada podamos decir que se ha conseguido el objetivo».

Con la llegada de IQ Finanzas a la gestión del Avilés han llegado los pagos al día y los refuerzos para que no se escape el objetivo: «Está claro que el club apuesta al título y al ascenso. La presión ya la teníamos desde el principio y ahora más porque se ha reforzado la plantilla, así que ya sabemos lo que nos toca». Y reconoce que el proyecto del Avilés ha sido un vaivén: «Es raro, complicado, algo que no había vivido hasta ahora. El equipo cumplió cuando surgieron los impagos y ahora eso está resuelto con la llegada de IQ Finanzas, que nos ha permitido estar al día en los sueldos y centrarnos solo en el trabajo. La verdad es que es un proyecto muy atractivo que ahora parece consolidado».

En lo que va de campaña se perdió algún partido por el mismo problema que semanas como la actual le obligan a realizar trabajo específico al margen del grupo: «Nunca había tenido lesiones en cuanto a roturas hasta que el pasado año tuve una en el Guijuelo. Cuando no has tenido lesiones antes, es normal que te lleguen ahora. Hay muchas cosas que pueden influir, los años que llevas compitiendo a cierto nivel, el campo sintético en las sesiones y luego jugar en campos blandos. Al final es un poco de todo, pero no hay que darle vueltas, solo recuperar lo mejor posible y tener los menos problemas físicos en lo que resta de temporada».

Golea y enseña

El cántabro se ha convertido en un gran recurso de ataque para abrir los marcadores, como hizo en Grado igual que en Llanera, ante el Ceares con el gol definitivo y el Urraca, si bien ahí sale un matiz que Palazuelos reseña: «Oficialmente llevo siete goles, pero son seis porque el del Urraca me lo dan a mi en el acta, pero el que toca el balón es el defensa». No es un goleador habitual y tampoco es comparable jugar en Tercera que Segunda B o más arriba como es su caso: «En el fútbol base marcaba muchos, después en el Racing B un año hice siete, que es mi tope, y después pocos. El pasado año en el Guijuelo marqué tres».

Palazuelos está integrado en Avilés, donde no solo juega en el primer equipo sino que forma dupla con Yoni en un equipo cadete de la escuela: «Tengo el nivel 1 y el 2 de entrenador, es algo que me gustaría dedicarme cuanto me retire».