Real Avilés

REAL AVILÉS

«He visto un Real Avilés seguro y poderoso»

Yago Vázquez en la marca del delantero del Mosconia Israel.
Yago Vázquez en la marca del delantero del Mosconia Israel. / DAMIÁN ARIENZA
  • Yago Vázquez debutó como titular en el eje de la defensa y destaca «el potencial que tiene el equipo»

  • «No esperaba jugar tan pronto, tras los nervios iniciales me encontré bien, los compañeros me ayudaron y hubo mucho diálogo en el campo»

Los refuerzos captados por el Real Avilés en mercado de invierno han venido para jugar y uno de ellos, Yago Vázquez Estévez (10-4-1990, Redondela) lo hizo a las primeras de cambio, con apenas cuatro entrenamientos para conocer a sus compañeros y el sistema de trabajo de Pablo Lago. El central gallego estaba gratamente sorprendido por su titularidad en la visita al Mosconia de Grado: «No lo esperaba, la verdad. Ya dije el día de la presentación que no iba a ser fácil entrar en el once. Intenté entrenar al máximo para que el entrenador viera que podía contar conmigo y al final me eligió. Personalmente muy contento por eso y por lo que más importa, la victoria del equipo».

Un Avilés al que vio con poderío en el campo: «En Grado el conjunto estuvo muy seguro, con muchas ayudas, comunicación entre los jugadores y competitividad. Los unos contra uno los ganamos casi todos y en la primera parte si no metimos cuatro fue porque no 'quisimos' por decirlo así. Los primeros treinta minutos fueron de gran nivel, pero al no marcar más que un gol ellos se crecieron en la segunda parte».

Defensivamente Yago estuvo a muy buen nivel, imponiendo su presencia física: «Ser alto es lo que tiene», bromea el central que anda por 1.87 de altura por lo que domina el juego aéreo, uno de los defectos del Avilés en el primer tramo de la temporada: «El viento influyó y en el primer tiempo apenas tuvimos problemas porque lo teníamos a favor y el balón se frenaba, pero en el segundo casi con el saque del portero ya metían el balón en el área y eso puede crear peligro. No cometimos errores y dejamos la portería a cero, que eso siempre es importante».

Pablo Lago cuenta ahora con dos centrales diestros y dos zurdos, con una tercera alternativa en el joven Keko. El técnico apostó el domingo por los dos diestros, Pantiga y Yago, quedando en el banquillo Nuño y en la grada Alberto Delgado, que viene de una prolongada inactividad. Yago no tiene problemas para actuar como central en la izquierda: «En Galicia he alternado muchas veces las dos posiciones y tampoco me afectaba mucho. Durante la semana Pablo Lago me preguntó si tendría algún problema para jugar de central izquierdo, le dije que ninguno. Contando con la ayuda de los compañeros todos es más fácil y la tuve desde el primer momento porque al principio estaba un poco nerviosillo».

Con el capitán al lado tuvo siempre la referencia: «Pantiga me arropó mucho, me habló en todo momento para cuidar la línea o hacer la marca del punta según el momento. Me encontré muy a gusto con todos los compañeros, a la hora de salir con el balón por mi lado malo por decirlo de alguna forma siempre se ofrecía alguien, sobre todo Palazuelos bajando a recibir».

En pocos días Yago ha podido ver la calidad que tiene el equipo en sus posiciones ofensivas, y la importancia de mejorar el balance defensivo: «No encajar es fundamental, mantener la portería a cero es un punto seguro. Con el poderío que tenemos en ataque si somos seguros atrás ganaremos muchos partidos».

Máxima exigencia

El defensa gallego ya sabe también que la exigencia en el Avilés es máxima: «Antes de firmar me informé un poco de todo, del club y de la categoría. La exigencia ya se nota en los mismos entrenamientos». Igualmente sabe lo que espera el domingo con el partido, sin duda, más importante de la temporada por trascendencia y rivalidad: «El Langreo tiene unos números impresionantes, es el único equipo que no ha perdido todavía un partido y solo eso significa algo. Pero jugamos en casa y hay que hacer valer ese factor para sacar el partido adelante». Será su estreno en el Suárez Puerta, algo que le da un plus de motivación a nivel personal: «No es un campo, es un estadio, de superior categoría, y es un partido muy importante, de la máxima. Suponemos que habrá un gran ambiente, algo que al jugador siempre le motiva y esperamos que vayan muchos aficionados del Avilés para animar al equipo».

A nivel personal y en su primera experiencia fuera de casa tras jugar en el Choco y el Pontevedra, Yago ya vive en un piso en Avilés, donde además tiene apoyos importantes con sus compañeros vigueses Marcos Torres y Luismi, con el que compartió vestuario en el equipo granate, igual que con Jorge Rodríguez: «Siempre es bueno tener gente a la que conoces, es una gran ayuda para integrarse».