Real Avilés

Rivales eternos, de los mejores de la categoría y liderato en juego

Uno de los muchos ataques avilesinos en el partido de Ganzábal con Adrián infranqueable.
Uno de los muchos ataques avilesinos en el partido de Ganzábal con Adrián infranqueable. / PARDO
  • Real Avilés y Langreo se vuelven a encontrar en un partido en el que a la pasión ambiental se une la trascendencia de los tres puntos en juego

Puede estar de más recordar al personal lo especiales que son los partidos de rivalidad, esos en los que casi siempre puede más el corazón que la razón. No hace falta recordar que los Avilés-Langreo y viceversa no son un partido más, aún sin la dimensión de masas de antaño. A lo largo de la historia son cantidad los enfrentamientos entre los dos eternos rivales del segundo escalón asturiano, y muchos de ellos fueron, además, muy importantes por la consecuencia del resultado.

Ese ingrediente añadido se da por de más en este partido, en el que se pone en juego un liderato que ocupa el conjunto azulgrana desde hace dos semanas, cuando al Avilés se le ocurrió dejarse dos puntos en Santa Catalina de Pravia. El Langreo no está en lo más alto por casualidad y en su casillero aún no se ha movido el cero en derrotas. Nadie pudo hasta la fecha con el equipo de Hernán Pérez, que vuelve a repetir el ir de menos a más de la pasada campaña.

Después de 24 jornadas, el Langreo es uno de los dos únicos equipos de Tercera División que no conoce la derrota -el otro es el Olimpic de Xátiva- y el segundo en puntuación de los 18 grupos, con 60, uno menos que el Calahorra y el Malagueño, este con 25 jornadas. En ese abanico de principales también se mueve el Real Avilés, que en ese cómputo general sería el cuarto, con los mismos 59 puntos que la Gimnástica Segoviana.

En el Suárez Puerta se retarán dos de los mejores equipos de la categoría, con plantillas en las que abundan los futbolistas con experiencia en categorías superiores. El Langreo, que perdió a varios efectivos sobre el plantel de la pasada campaña, ha sabido formar un bloque con el cual presenta su apuesta por el campeonato. El domingo puede dar un golpe de efecto ante un Avillés que en la primera vuelta multiplicó ocasiones de gol para acabar cayendo 1-0, lo que obliga a mejorar ese coeficiente para el recuento final.

Si el Langreo llega son los mejores números, el Avilés está en proceso de rearmarse atrás para sacar más tajada a su enorme potencial. Será interesante ver el domingo el pulso entre el quinto mejor balance defensivo de la Tercera, los 12 goles encajados por el equipo azulgrana, y el noveno que más produce arriba, el blanquiazul con 62 dianas.

A todos los argumentos expuestos hay que añadir el plus que da la presencia de futbolistas y técnicos que vivirán el derbi desde el bando contrario tras vivirlo en el propio. Un motivo que algunos aficionados utilizarán como ya conocemos por experiencias pasadas, algunas muy cercanas y violentas. Aún no se sabe si las fuerzas de seguridad aplicarán o podrán hacerlo medidas especiales que serían muy recomendables en cualquier partido, más en uno de calibre grueso y que se podrá ver en directo por televisión.