Marcos Blanco: «No soy lateral, pero entiendo las necesidades del equipo»

Marcos Blanco: «No soy lateral, pero entiendo las necesidades del equipo»
Marcos presiona a un jugador del Praviano. / HUGO ÁLVAREZ

El joven jugador avilesino está realizando un máster defensivo en Tercera en una posición que no ocupaba «desde infantiles»

SANTY MENOR AVILÉS.

Marcos Blanco (Avilés, 1998) está realizando un máster esta temporada. De prácticamente dejar el fútbol en verano, a jugar en Tercera División en primer lugar, y posteriormente, siendo mediocentro, a hacerlo con regularidad como lateral izquierdo, posición que no ocupaba «desde infantiles». Jugador de equipo y agradecido por la confianza de Xiel, al avilesino no se le caen los anillos y reconoce que «estoy aprendiendo mucho», pero tampoco oculta que «no es mi posición y creo que también se nota».

Marcos, muy «contento» por poder jugar en Tercera División en su primer año como jugador senior, y además en un equipo como el Real Avilés pese a la situación que vive, tiene claro que «me falta la velocidad que tienen normalmente los laterales, pero tengo la suerte de que los compañeros me ayudan en el campo, sobre todo los extremos, y también Xiel, que me exige y me corrige mucho en los entrenamientos».

Fonso hasta su marcha, Barra y Toni Escobedo fueron los habituales laterales izquierdos del equipo en un primer momento, pero Xiel se decidió a probar con Marcos. «Al ser zurdo y estar bien cubierto el centro del campo con gente veterana, me pidió actuar ahí y yo estoy aquí para ayudar al equipo, que en estos momentos tiene necesidades en esa posición».

La recuperación de Thomas, que será titular el domingo prácticamente con total seguridad, ya sea como lateral derecho o en la izquierda, podría relegar al banquillo al protagonista, aunque Marcos continúa entrenando al máximo para demostrarle a Xiel que debe seguir estando entre los once elegidos.

De cara a la salvación, el avilesno es optimista. «Creo que lo vamos a conseguir, ya que aunque todavía tenemos que recibir a equipos muy buenos, también habrá enfrentamientos directos entre nuestros rivales y eso marcará un poco los puntos que necesitamos conseguir. Pero bueno, nosotros calculamos que debemos ganar al menos cinco de los diez partidos que quedan». La primera batalla será el domingo el San Martín, «un equipo que está demostrando ser mejor de lo que parecía y un campo muy difícil, grande e irregular».

Gastón, cada vez mejor

La actualidad deportiva del equipo pasa por el día a día de Gastón, que esta semana ha recibido la visita de su hermano Matías. El argentino completó ayer la mitad del entrenamiento y podría llegar al domingo. El equipo se ejercitará por última vez hoy, a las 10.30 horas en La Toba 3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos