Real Avilés

El Juzgado resolverá esta semana si devuelve la gestión del Real Avilés al grupo IQ Finanzas

El presidente del Real Avilés, José María Tejero, entrando a los juzgados./P. Bregón
El presidente del Real Avilés, José María Tejero, entrando a los juzgados. / P. Bregón

La vista oral se celebró esta mañana con la aportación de pruebas y testimonios de club y grupo gestor

Nacho Gutiérrez
NACHO GUTIÉRREZAvilés

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Avilés resolverá esta semana la reclamación presentada por el grupo IQ Finanzas para recuperar la gestión delReal Avilés, de manera cautelar, hasta que se celebre el juicio por las demandas presentadas por la propiedad y el grupo inversor sobre los incumplimientos.

La vista oral celebrada ayer, fue realizada ante el juez del número 7, Joaquín Colubi, quien escuchó las alegaciones de las dos partes, además de recoger la documentación remitida y tomar declaración a dos testigos presentados por el club, José Ramón Fernández Cañedo como exadministrador de la empresa gestora y actual colaborador del presidente, sin sueldo, y José Luis Díaz (Xiel) en calidad de director de la escuela de fútbol, origen del conflicto por los presuntos impagos denunciados por la propiedad.

El representante legal del club, José Manuel Álvarez, expuso los argumentos para justificar la medida adoptada por Tejero de recuperar la gestión: los impagos en la escuela a partir del 31 de enero, la no presentación del presupuesto para la campaña en curso ni el aval correspondiente del mismo o la filtración a un medio de comunicación del contrato de gestión firmado en diciembre de 2016 y sujeto a una cláusula de confidencialidad… además de la falta de respuesta por parte del grupo gestor a dos burofax, uno de abril y otro de agosto, ni a la demanda de rescisión de contrato presentada por el club.

La exposición de Santiago Nebot, abogado del grupo gestor, a los presuntos impagos de la escuela incidían en la ausencia de documentos y cantidades concretas, recordando que “los equipos pudieron competir, tenían medios para ello, y se pagaron viajes, arbitrajes y otros conceptos”. Recordó la imposibilidad de utilizar el Suárez Puerta desde el pasado 16 de agosto y que la voluntad de sus representados siempre fue “cumplir los compromisos y alcanzar un acuerdo con la propiedad”. Sobre el aval del presupuesto, alegó que “estaba afianzado” y recordó que “mis representados han invertido desde su llegada al club más de medio millón de euros”. La petición de una medida cautelar tiene como objetivo “poder tramitar las fichas de los futbolistas y técnicos” de acuerdo al “buen derecho que no se ha respetado”.

En las declaraciones testificales, José Ramón Cañedo calificó a Álvaro López de “indigente” y aseguró que “IQ no existe”. Explicó que hasta enero realizó los pagos en nombre de la empresa y que a partir de ese momento fue cesado en sus funciones. José Luis Díaz (Xiel) se abstuvo de comentar detalles económicos porque “mi parcela es la deportiva, de lo otro no se nada salvo que desde el 31 de enero los entrenadores dejaron de cobrar, dijo, además de asegurar que no cobra, que trabaja de forma desinteresada, por amistad con el presidente del Real Avilés.

A preguntas del letrado de Real Aviés GD, ni Cañedo ni Xiel pudieron explicar quién había recaudado los ingresos de la escuela de fútbol antes de que los gestores se hicieran cargo del Avilés, “en el que solo se encontraron deudas”.

En los próximos días, el Juzgado número 3 dará a conocer su resolución sobre la aceptación o no de la medida cautelar solicitada por los gestores para recuperar su proyecto, al menos de forma temporal. De ser aceptada, el siguiente paso será saber lo que ocurre con los futbolistas contratados por el club y que están compitiendo ya, y lo que decidese hacer Real Avilés GD con el proyecto. Si la cautelar pedida es denegada, todo seguirá como a día de hoy a efectos deportivos, a la espera de la resolución de las demandas y los posibles daños y perjuicios que puedan atenderse.

Fotos

Vídeos