Real Avilés

Julio Scheilch, Luis Puebla y Tamargo ultiman los detalles de la compra-venta del Real Avilés

José Luis Tamargo y Julio Scheilch, claves en la negociación, estrechan sus manos. / MARIETA
José Luis Tamargo y Julio Scheilch, claves en la negociación, estrechan sus manos. / MARIETA

Tejero y Álvaro López quieren firmar el acuerdo lo antes posible para que uno de los dos proyectos inicie la competición, pero sus exigencias son diferentes

SANTY MENOR AVILÉS.

Aunque lo sería de igual manera por obligación, teniendo en cuenta que el próximo fin de semana comienza la liga, la semana que da inicio mañana se plantea clave en el devenir del Real Avilés, tanto a corto como a medio y largo plazo. Con la predisposición al acuerdo por parte de la propiedad, Investiment for Rent (José María Tejero), y del grupo interesado en la compra del club, IQ Finanzas (Álvaro López), se podría decir que lo único que falta es ponerle fecha y hora a la firma del acuerdo, aunque hay que atender a algún matiz más.

Bajo los términos en los que ambas partes estuvieron de acuerdo, al menos en un principio, el pasado mes de julio, José María Tejero está dispuesto a firmar cuanto antes el contrato de compra-venta. De hecho, quiere mañana lunes. Álvaro López está en la misma sintonía, aunque comprar un club no es «comprar caramelos» y quiere «revisar bien el contrato antes de firmarlo y conocer al detalle la situación legal del club».

El chileno explicó ayer que «por lo que me han contado José Luis Tamargo y Luis Puebla ya hay un preacuerdo y, como es posible que por temas legales se pueda retrasar unos días, consideramos fundamental que se tramiten las fichas de los jugadores durante esta semana para poder comenzar la temporada. Si un equipo no puede competir, el club pierde valor, lógicamente».

Este extremo convence menos a un Tejero que insiste en que la firma se realice mañana, pues «ya ha habido tiempo suficiente». A la hora de realizar la firma del contrato, la propiedad del club deberá recibir los 500.000 euros del primer pago, como estaba pactado con anterioridad. Si la firma se alarga en el tiempo, el todavía presidente del Real Avilés no tendría problema en «continuar con el proyecto que he iniciado, pues tengo a varios jugadores esperando para tramitar las fichas».

Lo que está claro es que la situación se tiene que desbloquear esta semana, pues ningún club en la historia del fútbol español ha vivido situación tal: dos gestores, dos directores deportivos, dos cuerpos técnicos y dieciocho jugadores por un lado y dos por otro en un mismo club. Todo ello con una demanda en el juzgado de por medio y sin campaña de socios a la vista, búsqueda de patrocinadores ni partidos amistosos, los cuales, a excepción de los dos primeros, han sido suspendidos al no estar tramitadas las fichas de los jugadores.

En ese sentido, si finalmente es el proyecto de Tejero el que sale adelante, Iván Palacios comenzaría la competición con una plantilla totalmente nueva, sin apenas realizar entrenamiento alguno -todavía no han comenzado y el próximo fin de semana se inicia la liga- y por supuesto ningún amistoso disputado. Además, no hay que olvidar que las peñas Galiana Xoven, Lolín Lloriana, El Paraguas y Órsay ya han manifestado que no apoyarán «ninguna directiva impulsada por José María Tejero» y han amenazado con no retirar los carnés de socio para «no proveer de ingresos» al máximo accionista del club, que podría vender sus acciones después de más de veinte años en la entidad, pues su entrada tuvo lugar en 1992 para convertirse en presidente en el 97.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos