José Luis Tamargo denuncia un asalto en su oficina, en la que guarda documentos del Real Avilés GD

Los ladrones desactivaron la alarma y no forzaron la cerradura de la puerta

Nacho Gutiérrez
NACHO GUTIÉRREZAvilés

En plena batalla dentro de la cúpula del Real Avilés, con el equipo a punto de iniciar la pretemporada, el director deportivo del grupo que gestiona el club, José Luis Tamargo, se encontró este lunes con el despacho en el que guarda documentación referida al Avilés asaltado. Su colaborador Félix Rodríguez y la administradora de IQ Finanzas en Avilés, Dennis Colmenares, se encontraron la oficina patas arriba cuando a media mañana acudían al despacho de Tamargo, sito en un entresuelo de la calle Severo Ochoa.

En él, Tamargo guarda documentación escrita, como los contratos de los futbolistas, y otros asuntos, que también tienen sus copias en el ordenador de la oficina.

Tras dar parte a la Policía Nacional, una patrulla se personó en el lugar, tomando huellas y realizando las pesquisas pertinentes, como la lista de personas que tienen llave del despacho, aunque a primera vista se trata de un trabajo de "gente con experiencia en estos asaltos", dijo la policía en una primera impresión. La alarma se desactivó y la cerradura no apareció forzada, lo que induce a pensar que se trata de un asalto común en los edificios, con o sin puertas de seguridad.

Lo que no se tiene muy claro es el móvil del asalto, ya que a efectos de dinero "en la caja había suelto, igual veinte euros".

Además del trabajo de investigación de la policía, el grupo gestor mexicano contrató a un informático para detectar posibles delitos informáticos en el ordenador de la oficina, donde "estamos poniendo en orden todos los papeles que nos encontamos espacidos por el despacho", dijo Colmenares. El asalto se produjo, segúnla administradora de IQ, entre la tarde del sábado y todo el domingo.

Mientras tanto, el equipo blanquiazul tiene hoy su primera toma de contacto, sin entrenamiento, en el Suárez Puerta. El impago de 32.500 euros en la AFE por deudas a jugadores mantiene al club paralizado federativamente, por lo que sin posibilidad de tramitar fichas los futbolistas carecen de cobertura médica en la Mutualidad para el caso de una lesión. Hasta que el ingreso del dinero no se haga efectivo y se levante el veto, el Avilés no empezará los entrenamientos.

Fotos

Vídeos