Real Avilés

Real Avilés | Iván Palacios se muestra «escéptico» sobre los fichajes

El técnico con gesto de pesar en Lugones. / SUSANA SAN MARTÍN
El técnico con gesto de pesar en Lugones. / SUSANA SAN MARTÍN

El entrenador del Avilés sabe que es difícil captar refuerzos de forma inmediata y se centra en «mejorar en todo lo que podamos con trabajo»

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Las alarmas están a punto de saltar en el Real Avilés después de encajar cuatro derrotas consecutivas que han llevado al equipo a los puestos más cercanos al descenso. Una circunstancia que no se daba en el club desde los peores tiempos en 2008, pero con la que se podía contar por las carencias de un proyecto hecho a la carrera y con pocos medios económicos.

Precisamente esa es la razón por la que el club todavía no ha podido estirar el capítulo de fichajes, aunque la dirección deportiva trabaja en un mercado que tiene poco bueno y barato. Iván Palacios espera que el equipo pueda reforzares, pero se muestra «escéptico». El técnico sabe que «a estas alturas es difícil porque los jugadores que mejoran lo que tenemos son caros, aunque tampoco perdemos la esperanza de incorporar algún futbolista».

Más noticias

Las necesidades de la plantilla ya están señaladas y si el presidente es capaz de encontrar inversores, habrá incorporaciones, pero no parece que vaya a ser pronto. El club aligeró el cupo dando un par de bajas, Ángel Lavado y Alexis, sin descartar alguna más para abrir hueco a la llegada de jugadores que puedan elevar el nivel actual. «Igual los primeros partidos nublaron algunos ojos, está claro que necesitamos mejorar varias posiciones».

Y sin refuerzos muy a la vista, el entrenador tiene que ocuparse del grupo que maneja, evitando que la ansiedad degenere en depresión ahora que la clasificación aprieta. Palacios sabe lo que hay y por eso trata de arropar a su tropa después de perder en Lugones: «La actitud fue mucho mejor que en Colunga, pero las cosas nos salieron mal y hasta encajamos en un balón que no entró».

Igual que siete días antes, antes de la sesión del lunes hubo charla, esta vez sin acritud: «Hablamos del partido y de lo que debemos hacer para salir adelante, pensar solo en el siguiente partido y mejorar en todo lo que podamos con trabajo. La ansiedad existe, pero no quiero que se hable de presión», en referencia a la cercanía de las posiciones de descenso. Lo que necesita el grupo es «una victoria, los buenos resultados son los que dan confianza a los futbolistas y los malos generan dudas. Sabíamos que no iba a ser un camino de rosas el comienzo del campeonato y también estoy seguro de que el equipo mejorará».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos