«Sería un honor poder entrenar al Real Avilés»

«Sería un honor poder entrenar al Avilés»
Abraham Albarrán, ayer en Oviedo justo antes de comenzar su jornada en Correos. / ÁLEX PIÑA

Abraham, uno de los candidatos al banquillo blanquiazul, asegura que «estoy preparado para el reto»

SANTY MENORAVILÉS.

Abraham Albarrán es uno de los candidatos a ocupar el banquillo del Real Avilés la próxima temporada. Descartada su entrada al club como director general al negarse José María Tejero a ceder el control de la escuela, el avilesino continúa en las quinielas para sustituir a Xiel al frente del primer equipo, independientemente del grupo que se haga cargo de la gestión y de la categoría en que milite el conjunto blanquiazul.

Aunque el jugador se encuentra ahora mismo «totalmente centrado» en conseguir el ascenso a Regional Preferente con el Luarca, hace tiempo que decidió colgar las botas a final de temporada y dedicarse a lo que más le gusta: entrenar. «Todo el que ha jugado conmigo sabe que siempre me ha atraído mucho lo de ser entrenador y, ahora que tengo el nivel 3, no veo el día de comenzar a entrenar. Sin embargo, mi objetivo prioritario es ascender con el Luarca. Por la confianza que la gente del club depositó en mí y porque sería un gran broche a mi carrera como jugador».

Abraham ni confirma ni desmiente los rumores que circulan por la ciudad, pero tiene claro que «para mí sería un honor entrenar al Real Avilés». Pese a su juventud -34 años-, al avilesino no le asustaría el reto. «Con 19 años ya fui capitán de un equipo y llevo en vestuarios desde los cuatro. Siempre he sido un líder y estoy seguro de que puedo llegar a ser un buen entrenador». Su perfil, es muy claro. «He tenido entrenadores que sólo pensaban en correr detrás de la pelota, defender, echarle huevos... mi filosofía es totalmente opuesta. Trabajar, esforzarse y estar bien físicamente viene implícito si quieres jugar bien y practicar un fútbol atractivo. A mí no me gusta ganar a cualquier precio. Es básico, por ejemplo, tener el balón más que el contrario. El fútbol es un espectáculo».

«Si se desciende a Preferente afrontaría la oportunidad con más ganas si cabe»

La primera intención de Abraham era hacerse con las riendas del Real Avilés. Sin embargo, tras varias semanas de negociaciones, Tejero decidió que la escuela no iba en el mismo 'pack' que el primer equipo, lo que hizo que tanto Abraham como sus colaboradores retiraran su oferta. Sin embargo, los dos grupos inversores que podrían hacerse cargo de la gestión deportiva y económica del primer equipo, uno francés y el mexicano Grupo Ambiental -también podrían entrar únicamente como patrocinadores-, confiarían en Abraham para que se sentase en el banquillo del primer equipo, y en Alain Menéndez como director deportivo. No en vano, incluso cuando manifestó su intención de dirigir el club ya había deslizado su pretensión de ser técnico.

En caso de ser reclamado por el equipo del que siempre se ha declarado seguidor, a Abraham no se le caerían los anillos por entrenar en Regional Preferente. «Sería un reto aún mayor y lo cogería con más ganas si cabe», reconoce. «No se es o se deja de ser de un equipo por si baja o sube una temporada». Por último, preguntado por los problemas económicos que está viviendo el Avilés en estos momentos, el todavía futbolista avilesino es optimista. «Por las conversaciones que tuve con José María para hacerme cargo de la gestión creo que la temporada que viene no habrá problemas, aunque yo ya he vivido retrasos en otros clubes», concluye.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos