«Quiero ayudar a cambiar la cara del Real Avilés»

«Quiero ayudar a cambiar la cara del Real Avilés»
Gastón Cesani estrenó el domingo la camiseta del Avilés. / PATRICIA BREGÓN

El argentino Gastón Cesani afirma tras su estreno ante el Lugones que «este barco no se va a hundir»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Tras el despiece invernal que sufrió el Real Avilés en su plantilla, la ausencia de un pivote posicional que diera equilibrio al juego del equipo, tanto como primera barrera defensiva como a la hora de soltar la pelota para iniciar el avance. Xiel ha suspirado por ese fichaje y el domingo pudo dar entrada al argentino Gastón Cesani, que se convirtió en uno de los protagonistas del partido por distintos motivos y en el jugador número 45 que participa esta temporada. «Ya les había comentado que estaba muy ansioso por debutar y creo que se notaron las ganas de correr, de agarrar el balón, de ayudar a cambiar la cara al equipo aportando lo mío. Pero ni antes mis compañeros eran unos muertos ni ahora que yo he jugado somos unos fenómenos, hay que estar calmados y disfrutar de una linda victoria, creo que la gente se lo merecía, seis derrotas consecutivas ya eran muchas».

En las semanas que lleva trabajando con el Avilés tuvo tiempo de ver que al equipo estaba fallando en algunos aspectos, sobre todo defensivos: «Lo que más se notó en este partido fue el orden. En los dos que había visto desde fuera nos marcaron muchos goles y el Lugones no nos pateó a portería, aunque eso es mérito de todo el grupo no mío».

El argentino tiene claras sus funciones porque «siempre he jugado de medio central, lo que ustedes llaman pivote defensivo» y piensa que «el equipo tiene gente con calidad, pero antes de venir ya me comunicaron que hacía falta un jugador en mi posición, que pueda darle la pelota al que mejor la sabe jugar, gente como Balsera, Carlinos o Coutado, por citar a tres compañeros».

Gastón Cesani trabajó bien en sus funciones, restó, apoyó en ataque y puso tantas ganas que acabó lesionado porque acusó el esfuerzo tras un largo periodo de inactividad: «Volví a competir oficialmente tras unos seis meses, tuve un problema diligencial y mientras los demás jugaban yo solo corría apartado. Y el domingo acabé acalambrado aunque soy de los que quieren jugar los 90 minutos y me enojé con Xiel porque no quería que me cambiase, pero tenía razón. Con el paso de los partidos iré cogiendo el ritmo».

Su retirada del campo tuvo premio con la ovación de los aficionados presentes en el Suárez Puerta: «Es un día que no olvidaré porque he vuelto a sentirme futbolista, en un campo grande en el que se puede jugar y con la gente coreando mi nombre. No se puede pedir más en un debut cuando tu equipo gana».

El grado de implicación del futbolista argentino se puede comprobar en las sesiones y en el vestuario, también en su trato con los medios, a los que ayer desvelaba que «hice una promesa con mis padres, mis amigos, que no iba a volver a Argentina perdiendo con mi equipo una categoría, no me ha pasado y quiero que siga siendo así. La situación del Avilés es difícil, pero este barco no se va a hundir, el equipo se va a quedar en Tercera y espero que este club pueda armar un proyecto para ascender».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos