Los futbolistas ya están de vacaciones y esperan cobrar sus emolumentos

Manolo y Xiel con Lucas, Mathieu, Paulo y Thomas en la despedida tras el partido. / LVA
Manolo y Xiel con Lucas, Mathieu, Paulo y Thomas en la despedida tras el partido. / LVA

Xiel vuelve a decir que «a todos nos da pena acabar porque el equipo está en un gran momento y lo ha vuelto a refrendar»

N. G. AVILÉS.

Los futbolistas del Real Avilés están desde ayer de vacaciones, los asturianos en su casa, y los de fuera camino de ella porque varios de ellos iniciaron al término del partido el viaje de regreso, como los catalanes Anselm y los hermanos Toni y Miguel Escobedo. Otros, como el grupo de franceses, emprenderán este lunes el regreso a su país, sin que ninguno de ellos haya descartado el regreso con vistas a la próxima temporada: «Por qué no?, decía el lateral Paulo, que se va con unos buenos partidos y el gol de ayer. A su lado, Thomas, que ha sido de lo mejor del equipo esta temporada, el sorprendente por lo bueno portero Lucas, y un arrepentido Mathieu por la expulsión, aunque «contento por el trabajo en el equipo estas semanas».

Hablar de futuro está de más aunque en su caso el grupo francés que se interesa en Avilés seguramente tiene vinculaciones con los galos Lucas, Thomas, Mathieu y Paulo, a quienes, como al resto de futbolistas, el club les adeuda siete mensualidades, que todos ellos esperan cobrar aunque ninguno se va con una fecha ni garantía más de lo que ya se les dijo a la hora de firmar.

Estarán todos ellos pendientes de ese finiquito y también de los partidos de la fase de ascenso. Del futuro nadie quiere hablar, «ya veremos», decía un Pablo Coutado que ha terminado la campaña a su mejor nivel. Una mejoría que volvió a llenar a Xiel de melancolía al final del partido: «Es una pena que esto se acabe, aunque lo normal sería decir lo contrario porque las temporadas son muy largas. Pero es que ahora es cuando mejor estamos a nivel colectivo e individual. Hoy hemos sido mejores que el Mosconia y pese al gol que encajamos hemos seguido enteros, creando ocasiones antes del descanso. Empatar pronto le ayudó mucho al equipo y redondeamos un gran partido». De su futuro no quiso pronunciarse. «Mañana iré al gimnasio... Ahora nos toca descansar y esperar que en la fase de ascenso haya suerte. «Mi pensamiento? Creo que el Oviedo B va a subir en la primera ronda y en los demás no lo veo tan claro, pero hay que tener esperanza. Langreo, Marino y Llanes tienen equipos con experiencia, vamos a confiar en que lo hagan bien y el Avilés se pueda salvar. Con todo lo que ha pasado eludimos el descenso directo y no merecemos bajar deportivamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos