La firma de contrato de Luis Nuño y Nacho Méndez, aplazada

Luis Nuño, a la izquierda, en el Sporting B-Langreo de esta temporada.
Luis Nuño, a la izquierda, en el Sporting B-Langreo de esta temporada. / JOAQUÍN PAÑEDA

El futbolista avilesino ya ha cerrado un acuerdo verbal con Tamargo y se convertirá en el primer fichaje para el nuevo proyecto deportivo

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

El director deportivo de IQ Finanzas para el nuevo proyecto del Real Avilés, José Luis Tamargo, se ha visto obligado a aplazar la firma de dos futbolistas, la del que será primer fichaje, Luis Nuño, y la renovación de Nacho Méndez, ambas previstas para un viernes en el que las dudas invadieron el entorno blanquiazul por las consecuencias de los impagos a la plantilla de la pasada temporada.

En medio de la confusión por un posible descenso, los futbolistas con los que negocia IQ Finanzas expresaron sus dudas a la dirección deportiva, que en vistas de la situación que se plantea ha decidido aparcar el trámite. «Espero que se solucione el problema suscitado y eso pasa por liquidar las deudas con los futbolistas», dice José Luis Tamargo, que no entra en las responsabilidades económicas que deben resolver José María Tejero y Álvaro López.

El máximo accionista aseguró a este periódico que «los pagarés están a nombre de Real Avilés Gestión Deportiva y es IQ Finanzas quien se debe hacer cargo de liquidar esa deuda. Forma parte del acuerdo de gestión que se firmó en diciembre, lo mismo que los pagos de la escuela de fútbol. Todo está muy claro en el contrato». Álvaro López, que por un lado asegura que sigue al frente de la gestión, y en las redes sociales hace pensar lo contrario, afirma sobre la posibilidad de hacer efectivo el abono de los 32.000 euros que «no puedo comentarlo porque es materia legal, pero la postura es la misma». Y eso equivale a que no es su intención hacerse cargo de la deuda denunciada por los futbolistas, a pesar de que en diciembre manifestó públicamente lo contrario, algo que se justificó después como parte de un futuro pago por la compra del Real Avilés.

Si el lunes no se hace efectivo el pago de los 32.000 euros, el Real Avilés no podrá tramitar las fichas, aunque ya se ha explicado que ese trámite podría hacerlo incluso en el mes de agosto. El problema que generaría no resolver la incertidumbre económica de forma inmediata es el efecto que eso producirá en la captación de futbolistas para la próxima temporada. Y en la situación de inseguridad que ya ha provocado entre los jugadores que tienen contrato en vigor o han firmado la renovación esta misma semana, como son los casos de Pablo Suárez, Marcos Torres y Luismi. Si ya está costando formar la plantilla por la guerra desatada en la cúpula del Real Avilés, las últimas noticias complican bastante más el panorama que en los últimos a los soporta un maltrato que roza la tortura.

De momento la primera consecuencia de los impagos y sus consecuencias es un aplazamiento de la firma de contrato de Luis Nuño y de Nacho Méndez. El ovetense cerró el jueves un acuerdo verbal con José Luis Tamargo para prolongar su vinculación por dos temporadas limando algo las condiciones económicas de los dos primeros años.

El delantero avilesino, que militó las dos últimas temporadas en el Langreo y que se formó en la cantera blanquiazul hasta juveniles, tenía muy avanzada su vinculación al Avilés desde hace una semana y el jueves terminó de concretar los detalles finales para estampar su firma en el contrato. Un trámite que debe esperar.

Fotos

Vídeos