Real Avilés

IQ Finanzas pagará hoy la deuda con la AFE y el Avilés podrá iniciar los entrenamientos

Matías, Nacho Méndez, Carlos Castro, Sergio Ríos, Dudi, Esteve, Keko, Lucas, Álex García y Luismi, charlan antes de la reunión. / MARIETA

El grupo gestor tiene listos 32.500 euros para desbloquear el club y tramitar las fichas a los futbolistas del nuevo proyecto

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El nuevo proyecto de IQ Finanzas en su gestión al frente del Real Avilés se pone en marcha. Ayer lunes se celebró una primera toma de contacto, sin entrenamiento, en el Román Suárez Puerta a modo de presentaciones de jugadores y cuerpo técnico, con una charla que sirvió para despejar dudas. El grupo mexicano, en palabras de sus responsables en Avilés, hará efectivo hoy martes en la AFE el pago de los 32.600 euros que el club debe a futbolistas de la temporada 2015-16.

Un trámite con el que se podrá desbloquear la situación federativa para poder tramitar las fichas, y con ello tener cubierta la atención médica en el caso de una lesión grave, en la Mutualidad, a la que también se liquidará una cantidad pendiente. «La deuda se iba a pagar hoy, pero el asalto al despacho nos ha obligado a retrasarlo porque de inmediato bloqueamos las cuentas para evitar problemas», dijo ayer José Luis Tamargo, director deportivo de IQ.

Con todo en regla, o camino de ello, el equipo blanquiazul desarrollará esta mañana su primera sesión de pretemporada, en el campo sintético de Santo Domingo. Blas García, todavía sin ser presentado como es debido por las circunstancias que rodean al club, dirigirá el trabajo de campo con la ayuda del preparador de porteros, Dani Castro, y un nuevo preparador físico, el praviano Arturo Novo. Coge el testigo de Jorge Tejada, a quien su trabajo académico impedirá durante el campeonato colaborar con el Avilés por las mañanas. Con Fernando Lemus de baja por una operación de cadera, de momento la utillería corre a cargo de Alberto Maseda y Alfonso Cordero.

19 futbolistas se ponen a las órdenes de Blas García, que espera la llegada de refuerzos

Tamargo fue quien transmitió tranquilidad a los futbolistas respecto a la situación del club, y tras asegurar que podrán entrenarse sin problemas una vez resueltos los problemas administrativos, fue Blas quien se dirigió en el vestuario a sus pupilos, para marcar el plan de trabajo diario y la actitud que reclamará a partir de esta mañana, a lo largo de la pretemporada y del campeonato. «Lo que quiero es ver en la gente es intensidad, disciplina, comportamiento y, sobre todo, compañerismo entre los futbolistas. Me gustaría que se pareciese a los que yo tuve la oportunidad de vivir cuando era jugador del Avilés».

Un club que tritura a los entrenadores, aunque Blas afronta el reto «con mucha ilusión y con la esperanza de que todos remen en la misma dirección y no haya más tiras y aflojas». El equipo que manejará el técnico sotobarquense aún está por completar con «cuatro o cinco fichajes», con necesidad perentoria de reforzar la defensa en la que faltan dos o tres centrales». Tamargo adelantó que a lo largo de la semana espera ir cerrando la llegada de alguno de esos refuerzos que se incorporarán a un equipo del que saldrán algunos de los que ayer se dio cita en el Suárez Puerta.

La relación de jugadores con los que empieza a trabajar Blas la conforman los porteros Lucas Anacker, Esteve Peña y Carlos Castro, los defensas Pablo Suárez, Keko, Alberto Delgado, Pablo González (Somozas) y Javier Serrano (At. Madrid juvenil); los medios Dudi, Nacho Méndez, Álex Seger y Juan Carlos Gimeno (a prueba); y los interiores-atacantes Álex Arias, Matías, Marcos Torres, Luismi, Álex García, Sergio Ríos y Cristian Pérez (At. Madrid juvenil). 19 futbolistas para comenzar el trabajo veraniego, en el que están por confirmar los escenarios de todas las sesiones, aunque el Suárez Puerta se descarta por los trabajos de mejora que se realizan estas semanas en el césped.

Aunque el nuevo proyecto nace en medio de una batalla que se recrudece por momentos en las esferas institucionales del Real Avilés, la exigencia «siempre es máxima en este club, aunque en IQ se haya llegado a decir que esta puede ser una temporada como de transición».

La plantilla tiene que recibir refuerzos para cubrir las expectativas y el técnico tiene «una prisa relativa, porque buscamos calidad, futbolistas que nos mejoren y quizás haya que esperar para cerrar el equipo, aunque esperamos que esta semana se pueda incorporar algún refuerzo».

Blas García no va a perder el tiempo y a partir de hoy el trabajo será lo que prime para ir modelando el equipo a su gusto. No tardaremos en ver sus ideas ya que la próxima semana, concretamente el viernes día 28, está programado el primer partido de preparación. Será en el Suárez Puerta a las 20.30 horas ante el San Sebastián de los Reyes, equipo de Segunda B.

Fotos

Vídeos