El Real Avilés despide a Borja Piquero y pretende fichar en el mercado profesional

El Real Avilés despide a Borja Piquero y pretende fichar en el mercado profesional
Borja Piquero golpea el balón en el partido ante el Colunga. / MARIETA

La protesta del equipo en Sotrondio no gustó y la propiedad decide la salida del portero, dispuesto a defender su contrato

N. G. AVILÉS.

La cúpula del Real Avilés se reunió ayer para hablar de presente y de futuro con dos decisiones que no pueden ser más sorprendentes: de un lado la salida del equipo del portero Borja Piquero y de otro la intención de acudir al mercado de jugadores profesionales en paro como refuerzo de urgencia para evitar el descenso a Regional Preferente.

El propio presidente José María Tejero, su asesor y responsable de la escuela, Ulpiano Cervero, Juanjo Prendes, Xiel y el director deportivo Alain Menéndez. A pesar de los impagos acumulados y la ausencia de ingresos, de esa reunión salió la consigna de peinar el mercado de profesionales en paro, único al que los clubes pueden acudir fuera de plazo, al margen de lesiones largas que si permitirían fichar.

En la reunión se confirmó lo que ya se había decidido el domingo: dar la baja, despedir, a Borja Piquero, al que se consideraría el cabecilla de la medida de protesta con una sentada de treinta segundos en el terreno de juego: «Eso parece, aunque ha sido una cosa de todos», dice el futbolista, que no ha firmado todavía la rescisión: «Tengo que consultar con un abogado, no creo que se me pueda despedir por las buenas porque lo del domingo no es una huelga, fue una protesta». Borja se muestra «sorprendido» y dolido por tener que dejar el Avilés, el club en el que se formó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos