Los fichajes se escapan y el equipo tendrá que jugar en Viveiro con DNI y un seguro

Álex Arias, Jorge García y Nacho Méndez, al final de la sesión de ayer realizando estiramientos.
Álex Arias, Jorge García y Nacho Méndez, al final de la sesión de ayer realizando estiramientos. / LVA

El delantero Ito, el defensa central Jorge García, un pivote y la ampliación de contrato de Álex Arias, aparcadas por la situación del club

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

A pesar de las condiciones impuestas por el propietario del Real Avilés para tramitar las licencias en el primer equipo, el grupo mexicano IQ Finanzas no pierde el paso y sigue adelante con sus planes de gestión a la espera de un cambio de actitud por parte de José María, quien podría ser demandado por Álvaro López en caso de negarse a firmar las fichas.

El gestor chileno anunció en las últimas horas la firma de un convenio de patrocinio con una empresa de inversión latinoamericana, Latin + Plus Trader, que será sponsor de los equipos que lleva IQ, el San Miguel, el Tepatitlán, ambos en México, y el Real Avilés, en el que la próxima semana se pondrá en marcha una campaña de socios.

Pero deportivamente el equipo de Blas García es el que paga la factura de la situación actual en el club ya que no se pueden tramitar las fichas. Eso provoca, además de incertidumbre entre los que están en la plantilla, que los fichajes se hayan paralizado, y que el partido del próximo martes en Viveiro lo disputen los futbolistas blanquiazules con el Documento Nacional de Identidad... Para cubrir posibles lesiones, IQ tramita la contratación de un seguro privado, con un coste importante. «No vamos a dejar a los jugadores indefensos», dijo la administradora Dennis Colmenares sobre esta circunstancia.

Lo grave para el diseño de la plantilla es la parálisis en la llegada de los últimos refuerzos. El equipo estaría cerrado en circunstancias de normalidad con la incorporación de Jorge García, central gijonés de 34 años que ayer comenzó a entrenar, Ito, delantero avilesino que lo hace desde el jueves, y un pivote, que podría ser Borja Prieto, objetivo de la dirección deportiva como relevo de Palazuelos.

A todos ellos les convence el proyecto de IQ en el Avilés, y al margen de posibles ofertas en Segunda B, a estas alturas del verano no es fácil encontrar lo que no ha llegado y con club en una situación de normalidad, estarían seguramente fichados.

También estaría cerrada, la ampliación de contrato de Álex Arias hasta 2020, que el jugador acordó hace unos días con José Luis Tamargo y que, según el director deportivo José María Tejero, no lo ha devuelto firmado. «Están tratando de destrozar el proyecto, tengo una lista de jugadores que descartaron venir por lo que pasa dentro del Real Avilés. A casi todos ellos los amigos del presidente les fueron diciendo que van a echar a IQ Finanzas y que no fichasen con nosotros. Eso tiene que saberlo la afición, que lleva años soportando a Tejero y a su entorno».

Fotos

Vídeos