La Federación Asturiana bloquea los movimientos del Real Avilés

Ulpiano Cervero, actual encargado de la escuela del Real Avilés, y José María Morán, en Cartagena. / MARIETA
Ulpiano Cervero, actual encargado de la escuela del Real Avilés, y José María Morán, en Cartagena. / MARIETA

Una denuncia por impagos de un exentrenador de la escuela está impidiendo al club tramitar fichas

SANTY MENOR AVILÉS.

Desde hace varias semanas, el Real Avilés está teniendo problemas a la hora de tramitar fichas en la Federación Asturiana. El primer caso fue el de Xiel, cuando incomprensiblemente tardó dos jornadas en poder sentarse en el banquillo del primer equipo tras la dimisión de Iván Palacios. Mientras el club daba largas, lo que ocurría realmente es que el expreparador físico de la escuela, Jorge Tejada, había interpuesto una denuncia por el impago de cuatro meses de trabajo la pasada temporada.

Para arreglar el entuerto, Ulpiano Cervero se reunió con el praviano, ofreciéndole abonarle los cuatro meses adeudados a cambio de retirar la denuncia. Tejada vio con buenos ojos la propuesta y recibió ese mismo día dos meses, quedando aplazado el segundo y definitivo pago para el 5 de diciembre. Hoy es diez y «todavía sigo esperando una llamada», lamenta Tejada. «El lunes llamaré a ver cómo está el asunto».

La retirada de la denuncia de Tejada posibilitó al Real Avilés inscribir a Xiel, pero los problemas volvieron hace unos días. El entrenador del juvenil de Liga Nacional Quico, cuya ficha fue tramitada misteriosamente este fin de semana por primera vez, estuvo tres semanas dirigiendo al equipo desde la grada. Borja Piquero, a quien el club ha contratado y se entrena cada mañana con el primer equipo a las órdenes de Xiel, lleva días esperando por su ficha, habiendo pasado ya el reconocimiento médico. Y la última casualidad es que el club todavía no ha podido cambiar las fichas de Santa y Marcos desde el filial al primer equipo.

El origen de este segundo problema está de nuevo en la escuela, pues un exentrenador del club ha interpuesto una denuncia por siete meses de impagos. A todo esto, Ulpiano Cervero, encargado a todos los efectos de la escuela, ha venido asegurando todos estos días que la no tramitación de las fichas «no tiene ningún sentido. No ha pasado nada, está todo al día y estamos pendientes de hablar con Maxi -Martínez, presidente de la Federación- para ver qué está ocurriendo, porque no nos coge el teléfono».

Con Piquero, Marcos y Santa a la espera, la única ficha tramitada ha sido la de Quico, para un banquillo del juvenil de Liga Nacional que ha tenido hasta tres inquilinos esta temporada. El primero fue Iván González. El avilesino dimitió y su puesto lo ocuparon interinamente tanto Xiel como Larfe, sin que el club tramitase ninguna de sus fichas. La norma dicta que un banquillo de Liga Nacional sólo puede estar vacante cuatro jornadas, por lo que el club lleva pagando multas desde el cuarto partido después de la salida de Iván, y hasta ayer sábado, cuando en el acta sí aparecía la figura de Quico.

Más que por posibles fichajes, este problema a la hora de tramitar las fichas afecta al primer equipo de manera directa. La norma obliga a tener siempre en el campo a siete jugadores con ficha de la primera plantilla, y si hay más bajas en Navidad, el club podría tener complicado incluso salir competir. La solución: abonar las deudas pendientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos