El equipo de Xiel regresa hoy a los entrenamientos con la vista puesta en el TSK Roces

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

El descanso largo de Semana Santa se acabó para los futbolistas del Real Avilés, que a las 10.30 de esta mañana de martes tienen cita en La Toba para iniciar el trabajo de preparación de la primera de las dos finales que decidirán el futuro deportivo del equipo. El sábado la cita es en el campo gijonés de Covadonga, con el TSK Roces como rival, y el próximo martes en el de Villarea donde espera el Valdesoto.

Las posibilidades de eludir el descenso pasan por sumar las dos victorias, ya que si librar el descenso directo está a tres puntos, los que tiene de más el Lugones, la Segunda B amplía el cupo, por ahora con una plaza más, la de un Caudal que puede bajar matemáticamente la próxima jornada, y la del Lealtad, aún con opciones de evitar el doblete.

A esta fecha el Avilés tiene al Siero a siete puntos y al Llanera, que marcaría la permanencia si hay cinco descensos, a nueve, por lo que el equipo de Xiel no tiene margen de error en sus visitas a los dos únicos equipos que marchan por detrás .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos