El equipo filial, denunciado por alineación indebida

Juan, con botas rojas, en el partido del domingo pasado ante el Boal, disputado en La Toba y en el que no debió jugar. /  FUTBOLASTURIANO.ES
Juan, con botas rojas, en el partido del domingo pasado ante el Boal, disputado en La Toba y en el que no debió jugar. / FUTBOLASTURIANO.ES

Será sancionado con la pérdida del partido que ganó al Boal por 8-3 y al ser un error involuntario espera que no haya una resta de tres puntos más

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

Los problemas se acumulan en el seno del Real Avilés en una temporada imposible de empeorar. El equipo filial que milita en Primera Regional ha sido denunciado por alineación indebida de un futbolista que estaba sancionado, Juan, en el partido que el domingo pasado disputó y ganó en La Toba, por 8-3, al Boal, y que se le dará por perdido.

En sus resoluciones de ayer, el Comité de Competición ha decidido incoar expediente para que el Avilés envíe sus alegaciones, con las que buscará la menor sanción posible: la pérdida del partido por 0-3, a lo que en el extremo más duro del castigo se añadiría la resta de tres puntos. El reconocimiento de la alineación indebida y la causa -errores encadenados desde un árbitro hasta el propio club- pueden hacer que no se aplique este segundo grado.

El responsable de la escuela de fútbol del Real Avilés, Ulpiano Cervero, explicó a este periódico que «el error nace en el partido anterior, en Tapia de Casariego». Según el club, el colegiado -Sergio Álvarez Ordóñez- amonestó en La Xungueira a dos jugadores avilesinos, Aitor González y Borja García, aunque en el acta en vez de este último fue reflejado Juan Esteban Ospina. A este error del colegiado se unió el del club, que no observó el lapsus en el acta, como tampoco la relación de sanciones que se publican los martes en la página web de la territorial.

Sin tener conciencia de que Juan estaba castigado por acumulación de tarjetas amarillas, Leandro Fernández, entrenador del Avilés B, alineó al lateral derecho, relevado a los 72 minutos del partido que el filial ganó por 8-3, sumando tres puntos vitales por encontrarse en la zona baja de la clasificación, con riesgo de descenso. A dos jornadas del final ocupa el puesto 15 de 18 equipos con 33 puntos. La Caridad está por debajo con 29, y por encima Vegadense con 34, Salas, 35 y Miranda, 37. Bajan los tres últimos (Boal y Arenesco ya lo han hecho) por lo que la sanción al Avilés B puede suponer su condena, para bajar de forma directa o hacerlo como decimoquinto clasificado por el efecto de arrastre desde Segunda B, que en Primera Regional afecta a un equipo de cada grupo, que a día de hoy serían el Beredi en el grupo uno y el Avilés B en el dos.

La denuncia partió del Boal, pero en el Avilés tienen claro que fue advertido por alguien ajeno a sus intereses y lamenta «que un partido ganado por 8-3 lo vayamos a perder por un error involuntario», subraya Leandro Fernández. Ulpiano Cervero recuerda que «cada uno actúa según su conciencia. Errores como este se producen muchos en una temporada y la mayoría no se denuncian. Nosotros pudimos hacerlo con el Astur en primera juvenil, pero no hubo mala fe y retiramos la denuncia»

Pandiani y Carlinos

En el capítulo de sanciones del Juez Único de Tercera División, dos jugadores del Avilés aparecen con un partido, como se esperaba. Carlinos descansará por el cinco de cinco tarjetas amarillas y Nico Pandiani por la doble amonestación de Ceares.

El equipo regresa esta mañana en el Suárez Puerta a los entrenamientos, todavía sin Xiel, que regresa mañana por lo que será Manolo quien dirija la sesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos