El equipo se entrenará hoy y mañana en el Suárez Puerta

S. MENOR AVILÉS.

Sin Balsera, Mathieu ni Pablo Tineo, el Real Avilés se ejercitó ayer en el campo sintético número 3 de La Toba con la mente puesta en el partido del sábado en La Cruz frente al Ceares. El zurdo galo no se pudo ejercitar por una dolencia en el estómago, pero Xiel espera que hoy ya pueda estar a sus órdenes. Balsera llegará mañana jueves y Pablo Tineo se perderá lo que resta de temporada, como es sabido.

Una baja segura para el sábado será la de Luis Nuño, que ante el Real Oviedo B vio la quinta amarilla, si bien Xiel prefiere no quejarse por las ausencias. «Ahora es absurdo quejarse. Hay que tirar para adelante con lo que tenemos».

Borja Piquero mejora de su fascitis plantar, aunque ayer todavía se entrenó más suave que el resto de sus compañeros, y la plantilla se ejercitará hoy y mañana en el Suárez Puerta para preparar un partido que será una final, como el resto de las que le quedan al Real Avilés, que debería dejar a cinco equipos por debajo en la tabla para vivir un verano tranquilo, algo que parece difícil, aunque en el fútbol casi nada es imposible.

En la misma situación que el primer equipo está el filial, en su caso en Primera Regional, aunque a menos distancia de sus rivales directos de cara a dejar a cinco equipos por detrás. Los arrastres, ese mal temido por tantos clubes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos