«Yo soy entrenador y no me corresponden los temas legales»

Iván Palacios, en su etapa como entrenador del Cudillero.
Iván Palacios, en su etapa como entrenador del Cudillero. / ANDRÉS CASTILLO

Tejero tramita la ficha del técnico Iván Palacios y Álvaro López amenaza con denunciarle por «usurpar el trabajo de otro profesional»

SANTY MENOR AVILÉS.

José María Tejero, presidente y máximo accionista del Real Avilés, tramitó ayer las «correspondientes licencias federativas» del que será su cuerpo técnico para la temporada 2017-2018, a menos que un juez diga lo contrario. Así las cosas, el primer entrenador será Iván Palacios, el preparador físico Dani Acebal, el entrenador de porteros Olmo Maroto y los servicios médicos serán gestionados por Fisio Rodríguez Oyague. «Este cuerpo técnico ya está a disposición del club», explicó Tejero en un comunicado oficial.

Al fichaje de Iván Palacios reaccionó Álvaro López, máximo responsable de Real Avilés Gestión Deportiva. «Que se presente un entrenador sabiendo que ya hay una persona a cargo del equipo y trabajando con él habla realmente mal de él como profesional y muy mal de su respeto. Deseo solicitarle formalmente al señor Iván que se marche de Avilés porque esta discusión a él no le corresponde, es materia legal, y si él se queda voy a tener que demandarlo por intentar usurpar el trabajo de otro profesional», asegura.

Pese a sus 40 años, Palacios es un experimentado entrenador conocido y reconocido a nivel regional, pues en su día obró el milagro de ascender al Luarca desde categoría regional a Tercera División, y cuajó una gran etapa como técnico del filial del Real Oviedo, cargo que se vio obligado a dejar al tener que luchar por dos veces contra un tumor cerebral que acabó venciendo después de una operación pionera que dio la vuelta a España.

Además de a Luarca, Cudillero, Real Oviedo B y Andés, club del que procede, Palacios sabe lo que es trabajar en el extranjero, pues colaboró con el Chicago Magic Soccer Club, escuela del PSG en Estados Unidos. Fruto de su estancia en tierras americanas y de su amistad con Tejero, pues el entrenador vive en Tapia, donde el máximo accionista tiene una casa desde hace años, comenzaron a llegar al conjunto blanquiazul futbolistas a prueba desde el otro lado del charco, si bien ninguno se acabó quedando.

Palacios realizó ayer sus primeras declaraciones como entrenador del Real Avilés, dentro de una situación no sólo compleja, sino única en toda España, pues hasta que un juez decida lo oportuno el conjunto blanquiazul cuenta con dos gestores, dos directores deportivos, dos cuerpos técnicos y en los próximos días dos plantillas distintas.

Gijonés de nacimiento, el técnico espera que «todo llegue a buen puerto», pues «es una situación incómoda y extraña para todos». Lo que tiene claro Palacios es que «Tejero, o el Real Avilés, es el único que tiene la potestad para hacer las fichas. A mí me ha fichado el club y los problemas que tengan entre ellos los tienen que resolver ellos».

Palacios, que llega al club con su cuerpo técnico de confianza, asegura que «cuando nos llegó la propuesta del Real Avilés lo primero que hicimos fue ponerla en manos de nuestro abogado, y él nos dijo que no había ningún problema, que el club no tenía ningún entrenador y no creemos que hayamos faltado a la ética de nada. Nos contrata el presidente de un club. Nosotros respetamos a todos al cien por cien, pero no tenemos nada que ver con los problemas legales entre las partes».

Sin jugadores a su cargo a doce días de comenzar la competición, el entrenador no oculta que «estamos en una situación un poco límite, pero que se va a sacar adelante. Estamos trabajando a fondo desde hace dos días y poco a poco empezarán a venir jugadores». Cuestionado sobre su posición de cara a los futbolistas que actualmente están contratados por Real Avilés Gestión Deportiva, Palacios explica que «conozco a varios de ellos desde hace muchos años y sé el tipo de jugadores que son, pero en ese tema no me puedo meter porque no sé cuál es su situación real».

Para el técnico, «lo primero que tenemos que hacer es ir formando la plantilla y cuando esté todo más normalizado empezar a entrenar, porque la liga empieza en nada». Palacios tiene ganas de «trabajar. Queremos trabajar en el proyecto que se nos plantea en un club muy importante. La ilusión vendrá llegando a partir de que vayamos consiguiendo objetivos». Cuestionado sobre si espera que el equipo luche por estar en los puestos altos de la tabla, el preparador reconoce no saberlo. «En el fútbol no sabes nunca lo que puede pasar mañana, así que ahora no tenemos que preocuparnos de mayo o junio. Se trata de confeccionar una plantilla competitiva y pensar en el primer partido».

Fotos

Vídeos