Real Avilés

El disparate del Real Avilés llega a El Parche

Los futbolistas y técnicos del grupo gestor del Real Avilés pelotearon frente al Ayuntamiento tras no poder entrenarse en el campo.
Los futbolistas y técnicos del grupo gestor del Real Avilés pelotearon frente al Ayuntamiento tras no poder entrenarse en el campo. / MARIETA

El equipo del grupo gestor peloteó frente al Ayuntamiento tras encontrarse de nuevo con las puertas del Suárez Puerta cerradas

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Nuevo capítulo en el disparate en el que se ha convertido el Real Avilés. Los futbolistas y técnicos del grupo gestor volvieron a encontrarse las puertas del Suárez Puerta cerradas a cal y canto, con vigilancia de dos miembros de una empresa de seguridad contratados por la propiedad de la entidad que preside José María Tejero. Lejos de ceder en su postura de recuperar la gestión por una cláusula del contrato sin que media ninguna sentencia judicial, el máximo accionista sigue adelante con su proyecto mientras se empeña en anular el que puso en marcha en diciembre de 2016 el grupo mexicano IQ Finanzas.

La de ayer fue la repetición de la jugada del miércoles, y ante la imposibilidad de entrenar, también de recoger el material deportivo o de aseo del equipo y de los jugadores, los responsables de IQ en Avilés, de acuerdo con la plantilla y los técnicos, decidieron exponer su situación en público. Tras un paseo desde el estadio, la expedición llegó hasta la Plaza de España, y allí, en El Parche y frente a un Ayuntamiento con pleno municipal, los jugadores realizaron un peloteo a modo testimonial.

Más noticias

José Luis Tamargo, Luis Puebla y Dennis Colmenares, se pusieron al frente, con la firme posición ya expresada y reforzada de seguir luchando por rescatar al equipo de lo que se califica como un «secuestro» por parte del propietario del club. En el grupo gestor está casi asumido que el domingo sus jugadores no podrán competir en el primer partido, porque tan sólo resta un día para que se tramiten unas fichas imposibles porque la firma la tiene Tejero y en los entes federativos, a los que IQ ha apelado, no han atendido hasta ahora la petición realizada al respecto.

Pero «si no es el primero, será el segundo partido...». Tamargo anuncia que el grupo gestor, del que es el director deportivo, sigue trabajando «para que se haga justicia». Serán los tribunales, cuando corresponda y puedan, los que resuelvan. Tejero demandó a los gestores, aunque ha cogido el club por cláusula. Y en IQ ya han presentado tres demandas, por lo sucedido con los entrenamientos en el Suárez Puerta y en Miranda, donde el grupo podrá entrenarse desde hoy por gracia municipal acordada ayer. El grupo mexicano defenderá su posición hasta el final, aunque el paso de los días sin una salida es una losa. Los jugadores se mantienen firmes al lado de IQ, «están dando un ejemplo en una situación surrealista y que nadie puede entender». Tamargo echa en falta «que nos apoyen en la ciudad», apuntando a un Ayuntamiento que no reacciona mientras la imagen del Real Avilés continúa por los suelos.

Fotos

Vídeos