Real Avilés

Insuficiente mejoría del Real Avilés

Celebración del conjunto avilesino tras uno de los goles./Marieta
Celebración del conjunto avilesino tras uno de los goles. / Marieta

Buen partido del equipo blanquiazul que no le da para ganar a un Covadonga que empata en el tramo final

Nacho Gutiérrez
NACHO GUTIÉRREZAvilés

Por tercera jornada consecutiva el Real Avilés se quedó con la miel en los labios por un gol postrero, que en esta ocasión no le costó la derrota como en los anteriores compromisos y suma un punto (2-2) en la visita del Covadonga que le permite, a la espera de lo que haga hoy el Lugones en Valdesoto, salir del descenso directo.

Con un partido muy aseado, el conjunto avilesino superó en muchas fases a uno de los equipos que puja por la fase de ascenso, el cuarto clasificado, en una mejoría que llega muy tarde porque la regional es una realidad por el efecto de arrastre, y que aún puede ser directo pese a ese plus que el Avilés tiene en los últimos compromisos.

2 Real Avilés

2 Covadonga

Árbitro:
Rivas Nosti (Gijón) asistido por por Díaz Moro y Sahelices Puga. Amonestó a Santa, Thomas y Coutado; y a Mikel Busto, Pablo Suárez y Marcos Iglesias.
Goles:
0-1: minuto 3, Marcos Iglesias. 1-1: minuto 48, Anselm. 2-1: minuto 68, Santa. 2-2: minuto 84, Marcos Iglesias.
Incidencias:
campo en aceptables condiciones y tarde lluviosa.

El de ayer era un partido con poca buena pinta para el equipo de Xiel, de nuevo a pie de obra aunque por su ausencia de las dos últimas semanas no se dejó ver fuera del banquillo dejando las maniobras en el área técnica a su ayudante Manolo Fernández. El binomio dispuso de nuevo una defensa de tres centrales, un pivote, esta vez Marcos, con Pablo Coutado de enganche y de nuevo en punta Anselm con Luis Nuño en la banqueta.

El dibujo funcionó a la larga, pero a la corta la cosa no pudo ser peor ya que al tercer minuto de partido los ovetenses cobraron ventaja con un gol que desnudó a la defensa avilesina. Jaime dispuso el centro desde la derecha al corazón del área y Marcos Iglesias fusiló a placer el 0-1. El choque cogía un cariz trágico para el Avilés, pero dos minutos después pudo empatar en una jugada de Anselm que Pablo Coutado desaprovechó rematando al cuerpo del portero. El catalán, en el siguiente avance, corrió bien pero remató flojo.

El partido estaba muy abierto con alternativas para los dos equipos. El meta galo Lucas Gifard empezó otro recital atajando un gran disparo de Edu Font y después una chilena de Jaime que entraba por la escuadra. Pero el Avilés también tenía respuestas para percutir en la zaga rival con Mathieu, Anselm y un Pablo Coutado en su mejor versión. El capitán hizo rebasada la media hora la jugada de la tarde, escapándose por la izquierda ante dos defensas para picar con el exterior del pie derecho un remate sutil que se estrelló en el poste. Una cabalgada made in Anselm Pasquina con un centro que se paseó por el área chica puso el punto y final al primer tiempo.

Esas buenas sensaciones locales tuvieron continuidad en el segundo tiempo, con una salida que trajo réditos para el Avilés. A los tres minutos, 48 de partido, al fin el balón parado dejaba regalo. Mathieu ejecutó un saque de esquina y la defensa dejó solo a Anselm para cabecear a la red sin oposición en el segundo palo. El partido llevaba pinta de romperse no tardando mucho y enseguida llegó el ida y vuelta, con opciones inmediatas de Jairo Huerta y de Jaime, en un libre directo que rozó el poste.

En ese ir y venir del juego llegaba el segundo tanto avilesino, con galopada de Mathieu y saque de esquina que el galo trazó esta vez al primer palo donde Santa cabeceó batiendo la portería por el contrario. Se cumplía el 68 y desde entonces a sufrir por los ataques desesperados del Covadonga, que tuvo el empate a los 81 en un remate a quemarropa de Sandoval que Lucas rechazó con otro paradón, que ya no pudo repetir en el 84 cuando sus defensas dejaron solo a Marcos Iglesias en una falta botada desde el círculo central por Jaime.

Hasta el pitido final tuvo que sufrir el Avilés un asedio del Covadonga, al que las prisas no ayudaron en un par de opciones, una de ellas salvada por Lucas a remate de Jaime.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos