La deuda institucional se acerca a los 600.000 euros

El grupo mexicano IQ asumirá, además del precio estipulado en la operación de compra del Real Avilés, la deuda institucional que lastra al club, embargado por el Ayuntamiento de su ciudad y que puede competir gracias a las gestiones externas que puso en marcha José María Tejero.

El pasivo que arrastra el Avilés se acerca a los 600.000 euros, de los que más de cuatrocientos mil son del Ayuntamiento por distintos conceptos, mientras a la Seguridad Social se le adeuda una cantidad que ronda los 120.000 euros. Con Hacienda el débito es casi testimonial, poco más de 10.000 euros.

Una de las tareas inmediatas que deberá acometer la nueva propiedad sería la de reunirse con los responsables del Ayuntamiento de Avilés para tratar de renegociar la deuda e iniciar una nueva relación entre club e institución que casi nunca ha sido posible en esta plaza.

Fotos

Vídeos