Real Avilés

El descenso amenaza de nuevo al Avilés

Expósito golpea el balón con Luis Nuño cerca y al fondo Carlos Castro en una sesión en La Toba. / MARIETA
Expósito golpea el balón con Luis Nuño cerca y al fondo Carlos Castro en una sesión en La Toba. / MARIETA

El equipo de Xiel no puede fallar en la visita matinal del equipo que le precede en la tabla, el TSK Roces | La visita de un rival que todavía no ha puntuado a domicilio puede aliviar las penurias blanquiazules en el inicio del segundo tercio del campeonato

AVILÉS.

El Suárez Puerta abrirá sus puertas en la primera sesión matinal del campeonato de Liga (12 horas) con otro partido en el que el Avilés está amenazado con caer a posiciones de descenso, a las que caerá de nuevo si se ve sorprendido por el único equipo del grupo asturiano de Tercera División que todavía no ha sumado ni un solo punto a domicilio, el gijonés TSK Roces.

Para el actual Avilés y sus circunstancias cualquier partido es difícil de resolver a favor, muy difícil, pero en el que toca esta tarde el rival presenta credenciales que suavizan el trance de tener que ganar de los blanquiazules. Y es que el TSK Roces es el visitante más flojo del grupo con diferencia, tal como reflejan sus números, sin estrenar el casillero de puntos a domicilio en cinco comparecencias.

Más Real Avilés

El preparador local, Xiel, conoce ese detalle, pero también sabe que las estadísticas se acaban por romper y lo que se plantea es evitar que el Roces se estrene en Avilés, como en su día hizo el San Martín. Tras la esperada y hasta lógica debacle en Langreo, se espera una versión del equipo parecida a la del anterior encuentro en el Suárez Puerta, frente al Valdesoto, al que se ganó de la única manera posible en estos días: con mucho esfuerzo, orden defensivo y aprovechamiento máximo en las ocasiones.

Se supone que el de hoy será un partido parecido al de quince días atrás, con poco fútbol, aunque el de Florín es un equipo al que le gusta jugar con la pelota a ras de suelo. El Roces ha marcado en sus cinco visitas, por partida doble en dos de ellas, pero su debilidad defensiva ha cercenado cualquier posibilidad de puntuar hasta la fecha.

Con lo poco que genera en ataque el Avilés, hoy puede ser un día para estirarse un poco y elevar la escuálida cifra de once dianas que firma en el campeonato, pero a buen seguro que Xiel pondrá énfasis en no dar opciones de gol a su rival.

Una jornada más, el blanquiazul será un equipo mixto, con once jugadores de la primera plantilla, dos del filial y tres juveniles. Se cayó el que más calidad aporta en la zona de creación de ataque, Pablo Coutado, y vuelve Adama Touré tras cinco ausencias, tres por sanción y las dos últimas por una lesión de la que está recuperado, en principio para ser de la partida inicial en la posición de enganche, por delante de los pivotes Chus y Carlinos, por detrás del punta, de Luis Nuño.

Las dudas para adivinar el once de Xiel podrían estar en la zaga, con la posibilidad de que regrese Fonso en lugar de Expósito, desafortunado en Ganzábal, lo que dejaría sitio para Marcos o Barra en el puesto de interior izquierdo. En principio partimos de un equipo formado por Carlos Castro; Santa, Thomas, Expósito o Fonso, Vázquez; Sergio Menéndez, Chus, Carlinos, Fonso o Marcos; Adama y Luis Nuño.

El TSK Roces llega al Suárez Puerta después de ganar al Colunga y con la ilusión de asaltar el feudo de un equipo en condiciones normales fuera de sus posibilidades. Florín tiene un par de bajas que no son nuevas, por lo que cuenta con el grueso de su plantilla, en la que hasta tiene que hacer algún descarte. En sus filas hay jugadores con pasado blanquiazul, desde el avilesino Sergio Rodríguez Abad, el incombustible Jimmy y el delantero Zeus, sin olvidar la presencia del portero avilesino Javi Menes.

Fotos

Vídeos