Real Avilés

Real Avilés | Los contactos entre Tamargo y Julio Scheilch paralizan el proyecto de José María Tejero

Julio Scheilch y José María Tejero en el Suárez Puerta. / MARIETA
Julio Scheilch y José María Tejero en el Suárez Puerta. / MARIETA

El director deportivo de la gestora y el consejero delegado del club llevan varios días reuniéndose en busca de una solución para el Real Avilés

SANTY MENOR AVILÉS.

En su búsqueda constante de soluciones para que Real Avilés Gestión Deportiva pueda seguir al frente del club, José Luis Tamargo, director deportivo de la gestora, lleva días reuniéndose con el consejero delegado de la entidad y mano derecha de José María Tejero desde hace décadas, Julio Scheilch. Era la vía, el as bajo la manga que se guardaba un Tamargo que continúa esperando la respuesta de la Federación Española para la tramitación de las fichas apelando al «derecho al trabajo» de los futbolistas.

Estos encuentros tienen como objetivo dos escenarios: que José María Tejero acepte los términos del acuerdo de compra-venta pactado en julio -el máximo accionista dejó caer en varias ocasiones sus dudas acerca del pago del dinero por parte de IQ Finanzas-; o que desista en su intención de recuperar a toda costa el control del club, incluso a cambio de pagar las deudas con la escuela, una premisa que ha derivado en todo este serial de problemas.

Estas reuniones, que ya han pasado del ámbito privado al público, han provocado la primera consecuencia: que el proyecto deportivo de Alain Menéndez sufra un frenazo. Con este panorama, el director deportivo de José María Tejero tiene complicado firmar a los jugadores que tiene apalabrados, pues una posible retirada del máximo accionista o la venta del club darían al traste con el proceso de recuperación de la gestión iniciado hace días por el propio presidente, y ya con un cuerpo técnico y dos futbolistas para el primer equipo fichados.

Más noticias

José Luis Tamargo reconocía ayer los encuentros, pues «nuestra disposición es plena para llegar a un acuerdo y que el club recupere la normalidad». En cualquier cosa, el director deportivo de la gestora se mantiene prudente. «La sintonía con Julio Scheilch es buena, pero en julio también veía muy cerca la compra y al final se fue al traste. Creo que podemos llegar a un acuerdo pero nunca se sabe». Este acercamiento o conversación con la propiedad del club era uno de los deseos de Luis Puebla, director general de la gestora, que pese al temporal que asola a la gestora no ha abandonado el barco y ayer acudió junto a su equipo a la comida organizada en Cangas de Onís, posterior al descenso del Sella y previa a una ofrenda a La Santina, en Covadonga.

Por la otra parte, José María Tejero se encontraba ayer en Galicia «sin novedades» que comentar y Julio Scheilch no atendió la llamada de este periódico. Teniendo en cuenta que la competición liguera arranca el próximo fin de semana, estos días son cruciales tanto para la gestora como para la propiedad del club, de tal manera que cualquier mínimo detalle podría decantar el conflicto hacia un lado o hacia el otro. Lo que está claro es que hay mucha gente implicada y cuanto más se alargue el proceso más personas saldrán damnificadas, sobremanera los jugadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos