Real Avilés

Real Avilés | «Las circunstancias no ayudan nada, pero tenemos que salir adelante»

Iván Palacios conversa con Adama Touré, que es baja por sanción, en el entrenamiento del jueves en Tabiella./PATRICIA BREGÓN
Iván Palacios conversa con Adama Touré, que es baja por sanción, en el entrenamiento del jueves en Tabiella. / PATRICIA BREGÓN

Iván Palacios, técnico del Real Avilés, espera que su equipo pueda revertir la situación empezando por «ganar en Noreña, es en lo único que pensamos»

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Al Real Avilés parece que le haya mirado un tuerto, aunque lo más real es acudir a la forma en la que se formó el proyecto, casi en el momento de empezar a competir. Pero aún con esas carencias que no dejarán de pagarse, el equipo de Iván Palacios no está teniendo a su favor ninguna de las circunstancias que acompañan al propio juego. Y el técnico lo reconoce: «La verdad es que esas circunstancias a las que te refieres están en contra y nos pasan cosas que no son normales y que pasan factura. El gol que no entró en Lugones y con el que perdimos, lo que le sucedió el domingo a Lucas, que es algo que no sucede casi nunca, o las lesiones que nos están cayendo una semana tras otra». Palacios, por no llorar, se lo toma con cierta filosofía: «Tendremos que buscar algún remedio, pasar el agua por ejemplo, para que cambie nuestra suerte».

El entrenador blanquiazul tendrá mañana domingo en Noreña menos del mínimo ya que cuenta con solo 13 jugadores del primer equipo en condiciones de rendir: «Es un mal momento por la coincidencia de varias bajas, por lesiones o sanciones, y la verdad es que tenemos poco recorrido, pero hay que salir adelante y pensar solo en ganar el partido de Noreña, que tiene poco de fácil».

Palacios tiene las ausencias seguras de Adrián, Fonso y Santos, lesionados y descartados, además del sancionado Adama, al que aún le restan dos partidos por cumplir tras su expulsión en Lugones. Y tampoco hay que contar con Carlinos y Domínguez, aunque probablemente ambos formen parte de la lista de convocados para hacer número, salvo que se cite a algún juvenil, algo que ayer no estaba decidido.

Carlinos, al que no le han acompañado los factores físicos desde que empezó la temporada, tocó el jueves balón en el entrenamiento de Tabiella, pero es improbable que pueda participar en el Alejandro Ortea, como tampoco Domínguez, quien ya hizo número en el banquillo ante el Gijón Industrial. «Veremos mañana lo que se decide al final del último entrenamiento», dijo Palacios respecto a la convocatoria del partido.

El responsable deportivo del equipo adelantó algunos cambios en el once y dio por segura la entrada del canterano Santa desde el principio, aunque no el jugador al que dará relevo, si Expósito o el francés Thomas: «Esa es una de las cosas seguras que tengo decididas», y sin adelantar nada de forma oficial, Lucas Anacker seguirá bajo los palos tras el error del domingo pasado, que no fue por un factor técnico sino una jugada confusa.

Del partido de mañana, como el disputado ante el Gijón Industrial, Palacios reconoce que «es de suma importancia porque necesitamos ya un triunfo, lo mismo que sucede en el caso del Condal. Los dos estamos en la parte de abajo y queremos salir cuanto antes». El técnico turonés confía que los factores acompañes o no se pongan en contra para que «podamos ver el reflejo de una mejoría que hasta ahora no nos está dando resultados. Lo que puedo asegurar es que este equipo irá a más y que a ilusión y a capacidad e intensidad en los entrenamientos no nos gana nadie. Lo que necesitamos es ganar para elevar la confianza de la gente y espero que sea este mismo domingo».

Conoce al Condal y sabe que sus inicios están por debajo de lo que se suponía: «Quizás están echando de menos a Fassani, que aglutinaba el gol en el equipo, pero la base es la misma y en cualquier momento le llegarán los buenos resultados, como a nosotros. Es un partido de necesidades para los dos y espero que demos la mejor respuesta».

Palacios pide a sus pupilos para la cita del Alejandro Ortea «portería a cero, es la base para ganar y al menos para no perder. Hemos tenido un comienzo muy complicado, pero queremos ir partido a partido sin mirar atrás y solo centrarnos en lo que tenemos que mejorar. Hay cosas que estamos haciendo bien y las que salen mal las estamos trabajando para corregirlas y el Avilés será un equipo competitivo».

Más noticias

Fotos

Vídeos