Real Avilés

Castañón completa los banquillos de Tercera

Oli sigue en el Marino y Manel dirigirá al Praviano. /JORGE PETEIRO
Oli sigue en el Marino y Manel dirigirá al Praviano. / JORGE PETEIRO

El entrenador del Avilés es el último en llegar a una lista con seis debutantes | Diez equipos renovaron a sus técnicos, entre ellos el Marino con Oli, y Manel dirigirá al Praviano tras su experiencia en el Avilés B

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Con el fichaje de Juanma Castañón por el Real Avilés los veinte banquillos de Tercera División para la temporada 2018-2019 ya están completos. El blanquiazul es el único equipo que aún no ha confirmado el nombre de su entrenador, que tal como adelantó LA VOZ será el lenense Juanma Castañón, al que el club presentará oficialmente mañana martes en el Suárez Puerta.

El del Avilés será uno de los seis entrenadores que debutan en la categoría. Además de Castañón, que releva a un clásico como Xiel, Samuel Baños (Lealtad), Álex Rodríguez (Mosconia), Álvaro Candás (Colunga), Borja Menéndez (San Claudio) y Adrián González (Madalena Morcín) se estrenan en la categoría, estos dos últimos junto al equipo en el que llevan cuatro años. Emilio Pertierra, que subió al Universidad, ya dirigió en Tercera al Mosconia, y Manel, que ha cogido al Praviano, vivió su primera experiencia en la categoría con el Avilés B, al que llevó desde enero de 2015 hasta final de liga supliendo a Nacho Cabo.

Diez equipos han mantenido al técnico de la pasada campaña, como el Marino de Luanco, que renovó a Oli Álvarez. En esa relación de continuidad equivalente a estabilidad se encuentran el Covadonga y el Siero, en los que Fermín Álvarez y Aníbal López afrontan su quinto ejercicio. Viti Amaro y Marcos Suárez van por el cuarto en el Gijón Industrial y L'Entregu, lo mismo que los tres recién ascendidos. Dani Roces cumple tres ejercicios en el Condal y Nacho Cabo dos en el Ceares.

Otros diez clubes tendrán nuevo responsable del equipo, en dos casos fichando dentro de la categoría. Julio Llanos dejó el Praviano por el Tuilla y José Luis Rodríguez el Colunga por el Llanera. El Caudal da la oportunidad a Chuchi Collado de dirigir un proyecto de ascenso y el Lealtad a Samuel Baños, mientras el Llanes recupera a uno de sus estandartes, Luis Arturo. Por último, el San Martín tendrá en su banquillo al único entrenador avilesino de la categoría, Julio Arniella, que vuelve al ruedo tras un tiempo alejado de los banquillos para coger el testigo de Chiqui de Paz en Sotrondio.

Rampa de salida

Será la entrante una temporada con un perfil similar al del pasado ejercicio por el cambio de cromos con la llegada de los dos descendidos de Segunda B, Lealtad y Caudal, que relevan al Oviedo B y al Langreo, gracias a los cuales Siero y Avilés han podido conservar la categoría y evitar el efecto arrastre. Sin los filiales, cabe pensar en un duelo principal por el campeonato entre los de siempre, Caudal y Lealtad que buscan el regreso inmediato a la categoría de bronce, o el Marino si consigue incorporar al goleador que le faltó el pasado ejercicio a raíz de la marcha de Jairo Cárcaba.

De ahí para abajo el abanico para la cuarta plaza en el furgón del 'play off' se abre a Covadonga, Tuilla, Llanes... ¿Y el Real Avilés? A estas alturas no se puede afirmar que el decano del fútbol asturiano retornará a su lugar natural, el de los candidatos al ascenso. Tampoco si será un equipo del medio de la tabla como hace una década, o si se repetirá la amarga experiencia del reciente campeonato.

En los próximos días, cuando se vaya conociendo la composición de la plantilla, se podrá hacer un calibre aunque sea aproximado de lo que puede dar de sí esta temporada para el equipo blanquiazul

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos