Real Avilés | «Me encuentro muy bien, aunque lo importante es que el equipo gane»

Borja Piquero en el entrenamiento de ayer en La Toba.
Borja Piquero en el entrenamiento de ayer en La Toba. / MARIETA

Borja Piquero valora la situación del Real Avilés tras realizar dos buenos partidos en un equipo en el que ha debutado a los 29 años a pesar de ser canterano blanquiazul

N. GUTIÉRREZ / S. MENORAVILÉS.

Borja Piquero alcanzó la edad juvenil como una de las más firmes promesas la cantera del Real Avilés . Titular indiscutible con la selección asturiana sub18, que dentro de una generación en la que se encontraban jugadores como Adrián, Mata o Canella era un referente en el panorama nacional, fue seguido por equipos como el Deportivo o el Osasuna.

Tras jugar con el Marino en Segunda B su carrera se estancó y probó fortuna en Canarias, donde llegó a ser un portero importante en Tercera División mientras compatibilizaba el fútbol con el trabajo. Un impás en lo segundo le devolvió a Avilés antes de navidades, circunstancia que aprovechó para comenzar a entrenar con el Real Avilés, que no lo dudó a la hora de ficharle.

Más Real Avilés

Frente al Praviano y con 29 años debutó en el equipo el que es canterano y contra el Marino regresó a la portería, nuevamente realizando una gran actuación. «A nivel personal me encuentro muy bien, pero yo siempre digo que prefiero ser el peor del equipo o no tocar balones pero que el equipo consiga ganar», asegura.

Piquero opta por restarle importancia a la goleada sufrida ante el Marino, pues «no era un partido de nuestra liga. El objetivo que teníamos era seguir haciendo piña entre nosotros y tenemos que quedarnos con la primera parte, en la que estuvimos juntos y defendimos bien. La segunda fue lamentable, no sé si por un tema físico, del clima o por cómo estaba el campo. Pero bueno, tenemos que pensar en lo que hicimos en el primer tiempo y seguir trabajando para tirar hacia adelante y sacar al equipo de abajo».

El guardameta se siente muy a gusto tanto con «Olmo», el entrenador de porteros, como con «mi compañero Carlos. Entre todos nos estamos metiendo mucha caña y estamos entrenando muy bien. Creo que el 'míster' puede estar tranquilo porque la portería está bien cubierta». Lo único que le falta al avilesino es «conocer más y tener más confianza con los compañeros, especialmente con los defensas. Para un portero es fundamental conocer las virtudes y los defectos de los centrales, saber cómo pasársela a los laterales... ese tipo de cosas se consiguen con los entrenamientos y el tiempo».

Aunque no ha llegado al club en el mejor momento posible, Borja Piquero se queda con que «lo fácil es llegar a un sitio en una posición cómoda. Siempre les digo a los jugadores jóvenes que este tipo de situaciones ayudan a crecer y a mejorar deportivamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos