Real Avilés

Al Avilés solo le vale ganar al Condal

Pablo Coutado ensaya el disparo tapado por Thomas y Toni Escobedo en la sesión del viernes en La Toba. / MARIETA
Pablo Coutado ensaya el disparo tapado por Thomas y Toni Escobedo en la sesión del viernes en La Toba. / MARIETA

El equipo blanquiazul no puede permitirse un tropiezo ante un rival directo que amenaza el Suárez Puerta | Xiel espera que su equipo sea capaz de resolver un partido fundamental por la permanencia, que se puede complicar mucho en caso de derrota

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El campeonato de Tercera División ha entrado en su tramo final con once jornadas por delante, margen suficiente para enmendar su situación, pero al Real Avilés ya solo le vale ganar partidos como el que afronta este mediodía (Suárez Puerta, 12 horas) frente al Condal de Noreña, un rival directo por la permanencia. «No es una final», advierte el entrenador local, seguramente con razón porque todavía hay mucho cálculo por resolver, pero el de hoy es un reto ineludible de salvar para el conjunto de Xiel.

Y lo es por todas las razones, para empezar las numéricas porque llega el Condal cuatro puntos por delante y si gana se escapa, mientras que ganarlo le supone al Avilés meterlo abajo y superar el coeficiente particular con los de Noreña tras la igualada en el Alejandro Ortea. Sumar los tres puntos es la única cuenta que le vale al Avilés esta mañana por lo apuntado y porque anímicamente una derrota puede suponer el acabose para un equipo inestable como el blanquiazul.

Más información

Los progresos que se habían apuntado frente al Lugones se quedaron en nada con el fiasco de hace siete días en Santa Cruz. La goleada hizo mucho daño y solo un triunfo este mediodía puede reparar esa herida e insuflar algo de confianza al equipo de Xiel. El técnico se ha encargado de reforzar la estima de sus futbolistas con muchas charlas añadidas a los ensayos con múltiples correcciones en La Toba para conseguir que el Avilés levante cabeza en el momento más delicado de su historia moderna.

Además de esas dos tareas, el técnico blanquiazul y su ayudante tienen que asumir la ausencia del argentino Gastón Cesani, lo que obliga a inventarse un pivote posicional que proteja a la débil defensa del Avilés, la más goleada en lo que va de año natural con 19 tantos en ocho partidos, por solo seis a favor. Una sangría con la que resulta imposible salir adelante.

Los planes de Xiel para este partido pueden pasar por situar como hombre por delante de la defensa a Domínguez, lo que daría entrada a Thomas en su reaparición ante la ausencia de Expósito, sancionado. Santa y Marcos seguirán en los dos laterales, con Carlinos y Balsera en el trivote, Coutado y Anselm, alta tras cumplir sanción, y Luis Nuño, como avanzados.

El Condal de Noreña llega al Suárez Puerta menos presionado que el Avilés con su colchón de cuatro puntos, aunque tras encadenar tres victorias seguidas que sacaron del pozo a los de Dani Roces, las dos últimas derrotas frenaron la escalada del equipo chacinero. En sus filas destaca la presencia del joven delantero Sergio Ríos, cedido por el Avilés sin cláusula del miedo, de forma que será el referente y el hombre a vigilar por la zaga blanquiazul. Imaz y Óscar Ruiz también formaron parte del club avilesino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos