Real Avilés

El Real Avilés roza sus peores registros

Xiel charla con Adama Touré en el entrenamiento de ayer en La Toba./PATRICIA BREGÓN
Xiel charla con Adama Touré en el entrenamiento de ayer en La Toba. / PATRICIA BREGÓN

Hace nueve años estuvo en descenso y firmó un racha de once partidos sin ganar | Xiel espera reactivar al equipo blanquiazul en un momento muy delicado ya que una derrota en Llanes podría suponer la caída a lo más profundo

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El actual Real Avilés no es el que peor puesto ha ocupado a lo largo de las distintas temporadas en Tercera División, ni el que acumula la peor racha de partidos consecutivos sin ganar. Pero el domingo, si sale cruz en Llanes, el equipo blanquiazul puede igualar o empeorar esos registros, algo que espera evitar pese a las actuales circunstancias de precariedad. El relevo en el banquillo con la llegada de Xiel por Iván Palacios es el clavo ardiendo al que recurre el club para evitar el desastre total.

Que el actual Real Avilés iba a sufrir se suponía y algunos apostaban por lo que está sucediendo, que el equipo caminaría por la parte más profunda de la clasificación, bordeando el descenso y hasta con posibilidades hasta de ser farolillo rojo si la jornada se tuerce para los intereses blanquiazules. El equipo avilesino es actualmente decimoséptimo con siete puntos, los mismos que el San Martín y uno más que TSKRoces y Condal.

Más noticias

No sería la primera vez que el Avilés cae a puestos de descenso en Tercera División y hasta tendría 'justificación' si ponemos en la balanza los antecedentes de este proyecto. Fue peor hace nueve años, con un equipo mejor y completo de efectivos, en la campaña 2008-09, de infausto recuerdo. En la primera vuelta, con Roberto Robles en el banquillo, el Avilés sumó once jornadas sin ganar, entre la quinta y la decimoquinta, perdiendo cinco partidos por los seis que empató. El equipo rozó puestos de descenso, decimosexto, y con un clima irrespirable con el técnico.

Sin visos de mejora, el club cesó a Robles para fichar al pujante Paco Fernández, al que le costó un mundo recuperar al equipo y salvar una situación que llegó a ser límite. Y es que pese a un mejor ambiente en el equipo y la grada (como ahora, como una asistencia media de doscientos aficionados) los resultados no fueron a mejor. Con una racha como la actual de siete partidos sin ganar con cinco derrotas y dos empates, el Avilés cayó como ahora en el puesto decimoséptimo, y estuvo clasificado en dos jornadas, la 31 y la 32, en el antepenúltimo puesto, el 18, es decir en descenso directo a Regional Preferente. Cuando peor pintaba, el equipo de Paco reaccionó y con cuatro victorias y un empate en las cinco jornadas finales, salvó el pellejo maquillando su clasificación definitiva, undécimo.

Con ser la 2008-09 la peor temporada vivida por el Real Avilés en la era de José María Tejero como presidente, las demás tampoco fueron un derroche de buenos resultados. Los actuales siete partidos seguidos sin conocer el triunfo se vivieron en otras dos ocasiones, en la campaña 2006-07 y en la 2007-08, rachas que fueron superadas por los ocho partidos sin ganar del campeonato 2010-11, el que dio paso un año después a la gestión de Golplus que rompió moldes aunque tuvo que ascender comprando la plaza.

José María Tejero recurre ahora a su entrenador de confianza, Xiel, para reflotar al equipo, como hizo en su anterior etapa como primer entrenador, temporada 2001-02, en la que relevó tras la undécima jornada a Rafael Barrero. Acabó subiendo al Avilés a Segunda B, aunque tenía un señor equipo con señores jugadores.

Fotos

Vídeos